Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

De estafa a maniobra maestra

De estafa a maniobra maestra

Luis Videgaray dio por declaraciones de Robles las de su abogado. Por eso, quizá, por la noche, ella subió dos tuits a su cuenta

La vida es un suspiro, para algunos un suspiro bien vivido, para otros un sollozo. Florestán

La declaración del abogado de Rosario Robles, Sergio Arturo Ramírez, implicando a Luis Videgaray como cerebro y operador del manejo de más de 5 mil millones de la estafa maestra, provocó una reacción inmediata del ex secretario de Hacienda y ex canciller en el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto:

Lamento profundamente que Rosario Robles opte por acusarme sin fundamentos para tratar de librar su situación legal. (…) Podrá decir muchas cosas, pero lo que no podrá hacer es probar mentiras. Yo no tuve participación alguna en la llamada estafa maestra y mucho menos me beneficié de dicho presunto mecanismo.

Es decir, dio por declaraciones de Robles las de su abogado. Por eso, quizá, por la noche, ella subió dos tuits a su cuenta.

En uno confirmaba su decisión de ser testigo colaborador y agregaba: Por el momento es lo único que puedo informar. Se han hecho declaraciones que no han sido acordadas conmigo. Lo que sí debo decir es que hablaré con la verdad.

Y en el otro informaba que había pedido a sus abogados que prepararan la solicitud para acogerse a ese criterio de oportunidad de la FGR, trámite que ya se cumplió.

Por la mañana, el presidente López Obrador se congratuló de que su excompañera de lucha hubiera tomado esa decisión y le mandó un mensaje desde lo general: no me gusta que se use esa figura para acusar sin pruebas, y ahí la dejó.

Yo solo digo que si Robles conoció o participó en esa estafa, tiene toda la documentación probatoria. De eso no tengo duda.

Y entonces sí, la estafa pasará a ser maniobra maestra.

RETALES

  1. REVIRE. Olga Sánchez Cordero se atrevió. Ayer en la mañanera, el presidente López Obrador dijo que no hay diferencia en las causas de los homicidios y feminicidios, a lo que la secretaria de Gobernación, en el mismo atril y ante él, dijo que concretamente no son las mismas causas de un homicidio en contra de una mujer que en contra de un hombre. Y así es, pero él no las reconoce;
  2. DISLOQUE. La realidad sigue contradiciendo al discurso oficial. La semana pasada el secretario de Salud, Jorge Alcocer, afirmó que la pandemia va a la baja y el lunes se informó del día de mayor número de contagios en toda la crisis: 10 mil 794, que rebasa los 9 mil 556 del 1 de agosto que había sido el récord, y ayer sumaron 10 mil 335, el segundo peor día. ¿Cómo entender el discurso ante la realidad que lo niega?; y
  3. BALÓN. El gobernador Enrique Alfaro cometió el error de abrir el estadio de Chivas para el juego de anoche contra América. Y dijo que solo entrará 12 por ciento del aforo, 5 mil 800 personas. ¿Qué necesidad de correr este riesgo en semáforo naranja y los contagios de covid-19 al alza? No lo entiendo, por más aficionado que sea. ¡Ah! Y también corrió algunas invitaciones.

Nos vemos mañana, pero en privado

abogadoestafa maestraLa Estafa Maestraluis videgarayLuis Videgaray Casorosario robles
Menú de accesibilidad