Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Congresos estales cuestan mucho y gastan más de lo planeado: IMCO

Congresos estales cuestan mucho y gastan más de lo planeado: IMCO - Congreso de Oaxaca. Foto de Libertad-Oaxaca
Congreso de Oaxaca. Foto de Libertad-Oaxaca

El IMCO informó que en México, los congresos estatales cuestan mucho, gastan más de lo planeado e invaden funciones que no les corresponden

El centro de investigación apartidista IMCO informó que en México, los congresos estatales cuestan mucho, gastan más de lo planeado e invaden funciones que no les corresponden.

A través de un comunicado de prensa, afirmó que en los congresos locales existe una mala planeación y un manejo discrecional de sus presupuestos, sin criterios de eficiencia y transparencia.

Y acusa que en lugar de asignar el gasto público a las verdaderas necesidades de la población, aprovechan la facultad de aprobar presupuestos para ampliarlos y destinarlos a actividades no sustantivas.

“Hay estados en donde se gasta más en sus congresos que en el combate a la pobreza. En 2018, estados que destacan en rezago social como Guerrero, Michoacán y Oaxaca, asignaron 2 mil 548 millones de pesos a sus congresos y solo 757 millones de pesos para combatir la pobreza (336 por ciento más a sus labores legislativas)”, afirmó el IMCO.

Indicó que para reducir el costo de los congresos y hacer más eficiente el gasto estatal es necesario que los diputados locales establezcan parámetros para la aprobación del presupuesto del congreso local.

Los congresos locales pueden establecer criterios para determinar un presupuesto eficiente y transparente con base en el número de diputados por congreso, afirmó.

Como comparativa, señaló el IMCO que el costo de un diputado de la Asamblea de Madrid es de 386 mil dólares, mientras que en el Congreso de la Ciudad de México es de 2 millones 865 dólares.

Los congresos más y menos costosos por población estatal son:

En 2018, 23 congresos locales gastaron mil 233 millones de pesos adicionales a lo presupuestado (15 por ciento más). Los congresos con mayor variación entre su presupuesto aprobado y el ejercido fueron Oaxaca (133 por ciento), Tlaxcala (31 por ciento), Tamaulipas (27 por ciento), Guerrero (22 por ciento) y Puebla (17 por ciento).

Mientras los que más gastaron en ayudas sociales como porcentaje del gasto total del congreso fueron Guerrero (45 por ciento), Veracruz (36 por ciento) y Tlaxcala (36 por ciento).

El IMCO propone que el ejercicio del gasto de los congresos se haga con parámetros claros de actuación, apegados a la legalidad, austeridad y transparencia. Contar con congresos austeros y que cumplan sus funciones legislativas.

Con información de López-Dóriga Digital

austeridadcongresos estatalesimco
Menú de accesibilidad