Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Aplicación de vacuna falsa es un riesgo a la salud: Cofepris

Aplicación de vacuna falsa es un riesgo a la salud: Cofepris - Aplicación de vacuna falsa contra COVID-19 es un riesgo a la salud, advierte Cofepris. Foto de EFE
Aplicación de vacuna falsa contra COVID-19 es un riesgo a la salud, advierte Cofepris. Foto de EFE

Cofepris reiteró que existe un riesgo de aplicarse cualquier supuesta vacuna contra COVID-19 en espacios y clínicas no designadas por la autoridad

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en seguimiento a la alerta sanitaria publicada el 17 de febrero de 2021 sobre la falsificación y aplicación ilegal de la vacuna apócrifa contra COVID-19 de la farmacéutica Pfizer-BioNTech, negó que esta vacuna se venda a través de páginas web.

En un comunicado, publicado este miércoles, la Cofepris hizo tres alertas a la población:

  1. Cualquier supuesta vacuna contra COVID-19 que esté a la venta a través de páginas de internet, redes sociales, vía telefónica, farmacias, hospitales y puntos de venta, constituye un fraude y un riesgo a la salud por ser de dudosa procedencia
  2. La aplicación de la vacuna preventiva contra COVID-19 es gratuita y universal y, por el momento, esta comisión no ha expedido licencia a ningún particular para su venta o importación.
  3. Si conoce algún establecimiento, hospital, consultorio médico, farmacia o cualquier otro punto de venta que ofrezca cualquier producto haciéndolo pasar como vacuna contra COVID-19, podrá realizar la denuncia sanitaria.

La Cofepris detalló que, en febrero de 2021, en coordinación con la Subsecretaría de Regulación y Fomento Sanitario de la Secretaría de Salud de Nuevo León, alertó a las personas sobre los riesgos ante el posible consumo de productos apócrifos, que pudieran haber sido adquiridos en el establecimiento denominado Spine Clinic by Imperio ubicado en  San Nicolás de los Garza, Nuevo León.

Reiteró  que existe un riesgo de aplicarse cualquier supuesta vacuna contra COVID-19 en espacios, laboratorios, hospitales y clínicas no designadas por la autoridad y que, por lo tanto, incumplen las directrices de la Política Nacional de Vacunación contra el Virus SARS-CoV-2, para la Prevención de COVID-19 en México.

“Cualquier reporte de vacunación sin autorización es alarmante, ya que es ilegal, irregular y pone en riesgo la salud de quienes reciben ese dudoso producto, así como a sus familiares”, detalló.

Indicó que la comisión mantiene las acciones de farmacovigilancia correspondientes para monitorear cualquier efecto adverso que puedan presentar estas inoculaciones irregulares.

“Las personas pueden confiar en que todas las vacunas que forman parte de la Política Nacional de Vacunación contra COVID-19 son de calidad, seguras y eficaces, ya que fueron aprobadas por esta comisión y desde su llegada a territorio nacional son custodiadas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar) y la Guardia Nacional, garantizando su aplicación gratuita y universal”, apuntó.

La farmacéutica estadounidense Pfizer aseguró que detectó versiones falsas de su vacuna contra el COVID-19 en México, según una exclusiva del diario The Wall Street Journal.

Las investigaciones, realizadas en colaboración con las autoridades locales, detectaron cómo 80 personas en México recibieron una vacuna falsa etiquetada como suero de Pfizer y BioNTech por un precio de mil dólares por dosis.

Esas dosis fueron administradas en febrero en una clínica de Nuevo León y contenían simplemente agua destilada. Las autoridades mexicanas detuvieron a 6 personas.
Pfizer trasladó algunos de los viales a uno de sus laboratorios en Estados Unidos y examinó las vacunas falsas, hasta el punto de detectar que incluso el adhesivo de las ampollas con información sobre caducidad y lote había sido falsificado.

Autoridades locales, estadounidenses y las farmacéuticas Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson han aumentado sus esfuerzos para detectar posibles casos de distribución de vacunas falsas, que también podrían afectar a la confianza en las vacunas, además de provocar problemas sanitarios.

Estados Unidos y México han actuado contra decenas de webs que alegan vender vacunas o tener vinculación con los fabricantes de los viales.

Algunas de las webs tienen como principal objetivo recopilar datos personales para estafas y otro tipo de fraudes.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE

cofeprisinmunizaciónnuevo leónpfizervacunas falsas
Menú de accesibilidad