Cierran ciclo de alerta en caso Tlahuelilpan

Cierran ciclo de alerta en caso Tlahuelilpan - Foto de AFP
Foto de AFP

Cerrar este ciclo de emergencia significa no mantener en estado de alerta a todo el personal y a las instituciones de salud

En un balance de la atención brindada a heridos por la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, autoridades de la Secretaría de Salud dieron a conocer que a la fecha se mantienen 30 lesionados hospitalizados, de los cuales 27 están en México y tres menores en el hospital Shriners de Galvestón, Texas, Estados Unidos; hasta el momento el número de muertos, suma 117, 68 registrados en el sitio más 49 que han muerto en hospitales.

En conferencia de prensa, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud anunció que este martes se dio por cerrada la etapa de emergencia médica.

Cuando existe una emergencia de salud pública, por protocolo de trabajo, explicó que hay una fase de preparación donde se revisan las capacidades de respuesta inmediata a lesionados, como la infraestructura, personal e incluso la movilización de recursos.

Después, se pasa a una fase de respuesta sostenida que depende de la naturaleza del evento. En este caso de las víctimas de la explosión en Tlahuelilpan, y también por protocolo, no se puede estar siempre en fase de emergencia permanente, entre otras razones, porque se agotan los recursos y empieza a ser poco efectiva la respuesta.

“Hay un punto donde se determina anticipadamente cuándo es la fecha previsible de cerrar el ciclo de respuesta, pasa uno a la fase de sostenimiento que es la de respuesta médica”, señaló al aclarar que cerrar la emergencia no significa privar a los pacientes y sus familias de los apoyos, eso seguirá pero con una perspectiva de respuesta sostenida donde la intervención será médica.

En otras palabras, el doctor Hugo López-Gatell dijo que cerrar este ciclo de emergencia significa no mantener en estado de alerta a todo el personal y a las instituciones, sino tener un esquema de comunicación más esporádico, la estabilización del fenómeno en términos de mortalidad y, desde la perspectiva médica, que la fase de recuperación y rehabilitación será muy larga.

El director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura, informó que del total, cuatro pacientes se encuentran en condiciones delicadas, 13 pacientes graves y 10 muy graves.

Al momento, quedan dos pacientes que son atendidos en hospitales generales de los estados de Hidalgo y otro más en el Estado de México.

El resto de los 27 lesionados que son atendidos en México, se encuentran hospitalizados en unidades del ISSSTE, IMSS, Pemex y en el Centro Nacional de Investigación y Atención al Paciente Quemado (Ceniaq).

De las 49 defunciones registradas en hospitales, 47 han sido hombres, de los cuales cuatro eran menores de 18 años de edad, y dos mujeres.

Con información de Quadratín

emergenciasaludTlahuelilpan