César Duarte desvió 379 millones de pesos a través de una constructora

César Duarte desvió 379 millones de pesos a través de una constructora - Foto de El Tintero Noticias
Foto de El Tintero Noticias

Parte del dinero se uso para pagar al entonces auditor del estado así como para financiar las elecciones del PRI en 2016

De acuerdo con un testigo colaborador en la investigación por el desvío de 250 millones de pesos por parte de la administración de César Duarte al PRI en Chihuahua, el exgobernador también habría desfalcado al estado por 379 millones de pesos, los cuales habrían sido trasladados en efectivo a las instalaciones de una constructora.

En su declaración, el testigo, cuya identidad no fue revelada, informó que los recursos provenían de un contrato simulado con la empresa Asesoría y Servicios Online S.A. de C.V., los cuales fueron trasladados al local de Manzil Construcciones, en la ciudad de Chihuahua.

Una vez que el dinero se encontraba en el lugar, el entonces director de adquisiciones del estado, Antonio Tarín, enviaba personal de confianza por él y lo trasladaban en cajas hasta su oficina.

Foto de Tiempo

Con dicho dinero, el gobierno del estado compró el voto de diputados locales, pagó deudas de su administración y financió parte de la campaña del PRI en 2016, además de sobornar a Jesús Manuel Esparza Flores, entonces auditor superior del estado, a fin de que no denunciara las irregularidades encontradas en las cuentas estatales.

“Se entregaba dinero en efectivo en el domicilio de Manzil Construcciones que se encuentra en Periférico Ortiz Mena y Calle Andrés F. Carbonel de la Colonia San Felipe y era una casa en la que adecuaron oficinas de dos niveles, tenía un portón electrónico tipo cochera de color oscuro, con una puerta de control interior lateral”, se lee en la declaración del testigo.

“El dinero se llevaba a esa oficina porque Toño Tarín tenía buena relación con Jaime Fong, de muchos años de conocerse”, añadió.

Entre el personal que acudía por el efectivo se encontraban José Jaime Bustamante Pérez, asesor técnico de la Dirección de Adquisiciones, así como Hugo Ortiz, jefe de Inventarios, Mobiliario y Talleres Mecánicos de la Secretaría de Hacienda estatal, los cuales eran además subordinados de Tarín.

El testigo indicó que una vez se encontraban las cajas en la oficina de Tarín, este procedía a enviarlas en un diablito a Gerardo Villegas, director de Administración de Hacienda. Todo esto se hacía con base a las instrucciones de César Duarte.

Refirió que 22 millones de pesos se dieron a los diputados que apoyaron bursatilizar 6 mil millones de pesos del estado en julio de 2016. Otros 30 millones fueron para el mobiliario de Ciudad Judicial y seis millones fueron para el abogado de Duarte y el diputado federal y Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga, el diputado federal que murió en un accidente.

Otros seis u ocho millones se ocuparon en amueblar diversos edificios de gobierno en Ciudad Juárez y Parral y siete millones más se le pagaron al entonces auditor superior de Chihuahua.

El resto del dinero fue utilizado en las campañas del PRI tras haber sido entregado al exgobernador en varias maletas.

Con información de Reforma

cesar duartedesvio de recursospri
Menú de accesibilidad