Bebé hallado en penal de Puebla tenía problemas congénitos y fue atendido en hospital de Iztacalco: FGJ CDMX
Foto de Aditya Romansa para Unsplash

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ CDMX) detalló que el bebé Tadeo “N”, cuyo cuerpo fue encontrado en el penal de San Miguel, en el estado de Puebla, fue atendido en un hospital de la lcaldía Iztacalco y presentaba problemas congénitos.

En un mensaje a medios de comunicación, el vocero de la FGJ CDMX, Ulises Lara López, apuntó que el bebé Tadeo “N”, de tres meses de edad fue intervenido en varias ocasiones en el hospital de Iztacalco, sin embargo, murió víctima de una infección generalizada.

Se ha podido confirmar que el menor de edad nació en el Estado de México y presentó problemas congénitos que lo obligaron a ser tratado de Iztacalco, en la Ciudad de México”, refirió

“En el nosocomio fue intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones por padecimientos en el sistema digestivo. Falleció el pasado 6 de enero por de una infección generalizado, siendo inhumado el mismo día el bebé. Cuatro días después su cadáver fue hallado en el estado de Puebla”.

Lara López apuntó que este caso es “atípico y del que no se tiene registro con características similares en la Ciudad de México”.

El caso de Tadeo, nacido el 4 de octubre de 2021, estremece a México desde hace dos semanas, cuando un reo encontró el cuerpo del bebé cubierto con cal y dentro de una bolsa en los contenedores de plástico reciclable.

El bebé, que había sido enterrado en un cementerio de la zona de Iztapalapa, en el suroriente de la Ciudad de México, presentaba una herida en el abdomen por lo que una de las hipótesis iniciales era que su cuerpo se había utilizado para transportar droga.

Después se aclaró que la herida correspondía a una operación que se le practicó al menor de edad, quien murió el 5 de enero por problemas intestinales en la Ciudad de México.

Sus padres se enteraron del hecho por los reportes de la prensa, que señalaron que el bebé portaba un brazalete en su muñeca izquierda con sus apellidos.

El caso ha despertado un escrutinio contra el Gobierno federal porque los gobernantes de Puebla, Ciudad de México y la alcaldía Iztapalapa pertenecen todos al oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Con información de López-Dóriga Digital