Avanza reforma a la Guardia Nacional en el Senado; pasa al Pleno
Aprueban en Comisiones la minuta de la Guardia Nacional en el Senado, pasará al Pleno. Foto de Twitter Senado de México

Las comisiones unidas de Justicia y Estudios Legislativos Segunda del Senado de la República aprobaron por mayoría la iniciativa de reforma a la Guardia Nacional, por lo que pasará al Pleno.

La minuta se aprobó con 18 votos a favor y 13 en contra, desglosada de esta forma:

  • Comisión de Justicia: 9 votos a favor y 8 en contra.
  • Comisión de Estudios Legislativos Segunda: 9 votos a favor y 5 en contra.

Se prevé que este jueves se realice la primera lectura en la primera sesión, la matutina y el debate iniciará en la vespertina, a las 14:00 h.

OD SEPTIEMBRE 8 VESPERTINA

A través del proyecto de Decreto enviado por el Ejecutivo se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, de la Ley de la Guardia Nacional, de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, y de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, en materia de Guardia Nacional y Seguridad Pública Federal.

El mandatario mexicano presentó esta modificación a pesar de que en 2019, cuando creó la Guardia Nacional, el Gobierno prometió que el cuerpo de seguridad mantendría una naturaleza civil ante las críticas de organizaciones de defensa de derechos humanos.

Después, López Obrador cambió su postura y anunció una reforma constitucional para formalizar que las Fuerzas Armadas controlen la Guardia Nacional, que depende de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), pero ahora prefirió adelantarse con un acuerdo ante la oposición que afronta en el Congreso.

“Vamos a buscar la forma de que lo podamos hacer en lo administrativo, por si no pasa (la reforma) de todas maneras va a quedar así”, admitió.

La Guardia Nacional cuenta ahora con 110 mil elementos operativos y 260 cuarteles, presumió López Obrador, quien los comparó con los 40 mil elementos que él dice que tuvo la extinta Policía Federal entre el sexenio de Ernesto Zedillo (1994-2000) y Felipe Calderón (2006-2012).

El gobernante justificó su intención de militarizar la Guardia Nacional con el argumento de evitar la corrupción, impedir el manejo político del cuerpo de seguridad y garantizar su permanencia.

Con información de López-Dóriga Digital