Atlixco hace de la Navidad una villa iluminada
Villa Iluminada de Atlixco, Puebla. Foto de EFE

Cada noche de diciembre el municipio de Atlixco, perteneciente al estado de Puebla, se ilumina para convertir la temporada navideña en una experiencia mágica para sus visitantes con el encendido de figuras gigantes y miles de luces led en la Villa Iluminada 2022.

El recorrido consta de 1.8 kilómetros donde los visitantes pueden encontrar un árbol navideño de luces interactivas de más de 15 metros de alto acompañado del tradicional nacimiento en el que se representa a Jesús en el pesebre, acompañado de los Reyes Magos con el caballo, el camello y el elefante.

Atlixco hace de la Navidad una villa iluminada - villa-iluminada-de-atlixco-puebla-1024x683
Villa Iluminada de Atlixco, Puebla. Foto de EFE

Estas imágenes se encuentran en la Plaza de Armas, en el corazón de la ciudad, donde no puede faltar la foto del recuerdo.

En el parque situado en la misma zona se encuentra una piñata gigante llena de colores, la cual recuerda que la Navidad en México va acompañada de diversión y tradiciones, así como un trompo, que es un juguete tradicional de madera, un oso enorme con su suéter rojo, que se ha convertido en el favorito de los turistas.

Frente a ellos se encuentra un vagón de tren en donde viaja Santa Claus. La representación más mexicana llega con la muñeca Lele o María hecha a gran escala, iluminada y vestida de múltiples colores.

A escasos 50 metros de distancia se ubica la Avenida Hidalgo, la cual guía a los visitantes durante su recorrido con miles de luces colgadas y faroles que hacen recordar que la época navideña debe ser colorida y alegre, donde se encuentra la tradicional posada y se ve un niño pegándole a la piñata acompañado de otros niños, esperando los dulces.

En el recorrido por esa calle se pueden encontrar unas alas con aureola y unos cuernos con un trinche, donde las personas se pueden colocar y convertirse en ángel o diablo durante unos instantes o hasta tomar la foto del recuerdo.

Tras varios metros de recorrido se llega al Centro de Convenciones donde existe una vendimia de antojitos mexicanos como: chalupas (tortillas con algún guisado), esquites y elotes, brochetas de carne o mariscos, así como dulces.

En el lugar también fue instalado un punto de venta de artesanías y artículos varios, así como para la realización de espectáculos y juegos mecánicos.

Siguiendo el recorrido se pueden encontrar galletas de jengibre, el famoso Cascanueces y los bastones de dulce, que dan fin a este recorrido mágico.

Patricia, visitante de Veracruz, compartió con EFE que se maravilló con tantas luces, ya que la hicieron sentir muy emocionada y recordar que la navidad es la mejor temporada del año, y aseguró que la gente que los acogió en su visita es amable y atenta con los turistas.

Con información de EFE