Que marinos y soldados sigan en tareas de seguridad más allá de 2024, plantea AMLO
Foto de Semar

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, buscará la vía legal para que soldados y marinos sigan en labores de seguridad pública después de 2024, año en que tendrían que regresar a los cuarteles como lo establece la Ley.

En la conferencia matutina de Palacio Nacional, López Obrador apuntó que lo ideal sería una reforma constitucional, pero ante la oposición que existe el Congreso, se verían otras maneras de llevarlo a cabo.

“Hay un transitorio (en la Constitución), se termina el tiempo en marzo-abril del 2024, por eso estamos planteando una reforma constitucional para que la Guardia Nacional dependa de la Sedena y que continúe participando en labores de seguridad pública tanto la Marina como el Ejército. Hay oposición, pero vamos a seguir insistiendo”, dijo.

“Hay que pensar bien, hay que prolongar más el mandato, lo que establece el transitorio, una reforma constitucional, eso es lo ideal, pero tenemos nosotros que buscarle la forma porque nos están bloqueando, en vez de ayudar hay la intención de que no podamos hacer nada y no les importa que son asuntos que tienen que ver con la seguridad”. agregó.

Vamos a buscar la manera, reformas a varias leyes secundarias, siempre por la vía legal“, puntualizó.

En 2019, el Congreso aprobó reformas constitucionales para crear la Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad civil que sustituyó a la Policía Federal, y un artículo transitorio para que los militares apoyaran en tareas públicas hasta 2024 mientras se consolidaba la nueva corporación.

Pero López Obrador se retractó en ambos aspectos, y ahora pretende reformas para que la Guardia Nacional se traslade al Ejército y las Fuerzas Armadas hagan tareas de seguridad pública.

El mandatario mexicano argumentó que las leyes del país impedían a marinos y soldados participar en labores públicas porque estaban enfocadas en la seguridad del Estado y del territorio, por lo que cuando participaban en temas de seguridad publica lo hacían de “manera informal, violando la constitución”.

Dijo que, en la actualidad, “garantizar la seguridad pública es lo más importante”, ya que se agravó por la guerra contra el narcotráfico, por lo que se tiene que evitar que este nuevo cuerpo de seguridad pública se corrompa y, por el contrario, se fortalezca con elementos militares.

“No quiero que el día de mañana vuelva a pasar lo que sucedió con la Policía Federal Preventiva, que se corrompió”, expresó.

El trabajo de la Guardia Nacional ha sido una de las principales acciones del presidente para frenar la violencia en México, que registró 33 mil 315 homicidios en 2021 después de los dos años más violentos de su historia, bajo el mandato de López Obrador, con 34 mil 690 víctimas de asesinato en 2019 y 34 mil 554 en 2020.

A la par, organizaciones como Amnistía Internacional han hecho un llamado “fuerte y claro” al presidente para que reconsidere su decisión de pasar la Guardia Nacional a la Sedena, y con ello su decisión de militarizar la seguridad pública.

López Obrador añadió que la Guardia Nacional está integrada por 115 mil elementos y cuenta con el respaldo de más del 70 por ciento de la ciudadanía, lo que incluso supera, afirmó, a la aprobación de los mexicanos hacia el presidente.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE