Abusan sexualmente de joven por denunciar violación

Abusan sexualmente de joven por denunciar violación - Foto de Archivo / Internet
Foto de Archivo / Internet

Yanelli fue abusada sexualmente a bordo de un taxi colectivo; tras reconocer a un agresor y que lo detuvieran, dos sujetos la violaron frente a su hija

Una joven de entonces 25 años de edad fue abusada sexualmente tras haber denunciado a uno de dos sujetos que la violaron un año antes, en Puebla.

En caso que se remonta a junio de 2016, Yanelli tomó un taxi colectivo para dirigirse a su casa debido a que el camión se tardó más de lo normal. Ya en la ruta, dos hombres abordaron el vehículo y lo que originalmente era un asalto, terminó en violación.

Al haber sido sometida dentro del auto, sufrió un esguince en el cuello, motivo por el cual acudió al Hospital General de Huauchinango en compañía de su mamá. Fue ella quien la convenció de denunciar los hechos, trasladándose a la Fiscalía General del Estado.

La investigación tomó su curso sin mayores avances hasta octubre de 2017, cuando Yanelli vio pasar una patrulla con dos detenidos a bordo, siendo uno de ellos quien la violó en el taxi.

Yanelli. Foto de Página Negra
Yanelli. Foto de Página Negra

En compañía de su hermana, la joven acudió al Ministerio Público para solicitar información del recién detenido y denunciarlo por la agresión del pasado. Además de reconocer su rostro, Yanelli tuvo certeza de que era él por su nombre, dado que mientras la violaba, su cómplice le decía “Ya, Erick, me toca”.

Cumplimentada la orden de aprehensión contra Erick, la joven comenzó a recibir amenazas de parte de la familia del atacante, por lo que las autoridades le asignaron vigilancia personal. No obstante, esta le fue retirada para que los oficiales atendieran a las víctimas de la tormenta Earl.

Un día en el que estaba con su hija en casa, dos sujetos ingresaron por la fuerza para agredirla. Le pegaron y la patearon, azotaron su cabeza contra la pared, le escupieron  y maniataron al tiempo que se burlaron por “hacerse la chingona”, y amenazaron con asesinarla.

A su hija, de tan solo dos años de edad, también le pegaron, la jalaron del cabello y le tomaron fotografías porque “conocían a quién le gustaban las escuinclas”. Posteriormente, los hombres violaron a la madre frente a la menor.

No contentos con la brutal agresión, uno de ellos sacó una navaja y le escribió en el pecho la palabra ‘PUTA’, argumentando que era “para que no se le olvidara lo que es”.

Yanelli perdió el conocimiento y fue hallada dos horas después por su madre, quien solicitó auxilio a los vecinos. Policías que arribaron al lugar la trasladaron a un hospital donde le diagnosticaron fractura de nariz, un esguince, la mandíbula lastimada, los oídos inflamados y un derrame en el ojo izquierdo.

Pasada la nueva agresión, a principios de julio de 2018 se realizó el juicio oral contra Erick, quien recibió 10 años de cárcel, sin que hasta el momento se hallara a su cómplice.

Sobre la segunda violación, la Policía ‘perdió’ la carpeta de investigación 787/2017/Huauchinango, por lo que se desconoce el rumbo de las indagatorias y la identidad de los responsables.

Desde el primer ataque, Yanelli recibe terapia psiquiátrica, y producto de la segunda agresión ha perdido casi al 100 por ciento la vista en el ojo izquierdo.

Además de ser licenciada en Danza Clásica y Enfermería, se ha capacitado sobre la prevención del abuso sexual, qué hacer como víctima y sobre derechos humanos.

Con información de Periódico Central

agresión sexualpueblaviolaciónYanelli
Menú de accesibilidad