Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

A un año en prisión, reclama Rosario Robles que se le juzgue por quien es

A un año en prisión, reclama Rosario Robles que se le juzgue por quien es - Rosario Robles Berlanga Sedesol Desarrollo
En la foto, la exfuncionaria Rosario Robles. Foto de EFE

Rosario Robles acusó que "la venganza de unos, la cobardía y el silencio cómplice de otros, y una procuración de justicia selectiva" la tienen encarcelada

El 13 de agosto de 2019, Rosario Robles ingresó al penal de Santa Martha Acatitla de la Ciudad de México, como parte de un proceso penal en su contra por ejercicio indebido del servicio público.

A un año de ser vinculada a proceso con la medida cautelar de prisión preventiva justificada, la exsecretaria de Desarrollo Social publicó una carta en la que acusa que “la venganza de unos, la cobardía y el silencio cómplice de otros, y una procuración de justicia selectiva” la tienen encarcelada.

La acusación contra Robles Berlanga derivó la investigación de la FGR relacionada a supuestos desvíos por 5 mil 073 millones de pesos, cometidos en las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) cuando Robles era titular.

 

Rosario Robles afirmó que sus derechos al debido proceso y a la presunción de inocencia han sido violentados, dado que sentenció “se me juzga por quién soy y no por lo que supuestamente hice”.

Se ha puesto en marcha toda una maquinaria para denostarme, difamarme, hacer escarnio de mi persona, con una saña que es proporcional al miedo y al odio que me tienen”, condenó.

De acuerdo con la exfuncionaria federal, llama la atención que es la única en tal condición, pues a otros ex servidores públicos, acusados de delitos más graves, se les han respetado sus derechos, en tanto que a delincuentes del crimen organizado “se les ha dejado flagrantemente en libertad”.

La conclusión es clara: no se trata de un ánimo de justicia. Estoy aquí porque me llamo Rosario Robles. También porque soy mujer”, expuso.

Robles Berlanga aseguró que las autoridades quieren borrar su historia, anularla y silenciarla, y que no es la primera vez dado que a otras mujeres que se atrevieron a subvertir el orden patriarcal se les ha condenado, mandado a la hoguera o a la guillotina.

Pese a ello, dijo, “más temprano que tarde aparecerán en mi camino juzgadores que con valentía apliquen la ley y me hagan justicia”.

Yo estoy tranquila, como dijo recientemente el presidente ‘mi tribunal es mi propia conciencia'”, apuntó.

Rosario Robles también aceptó que a lo largo de su estancia en Santa Martha Acatitla han habido veces en las que ha despertado ‘desolada‘, pero que el pensar en las más de 55 mil familias mexicanas que están de luto y abandonadas en su dolor y en quienes se han quedado sin trabajo la hacen pensar que su situación “es nada”.

A fin de cuentas, a pesar de la situación, estoy agradecida porque estoy viva y sana. Porque mi hija Mariana (mi mayor tesoro) goza de salud y ante esta adversidad ha mostrado una fuerza que me hace sentir orgullosa, porque mi familia y mis amigos se encuentran bien y no me abandonan, porque muchísima gente a la que no conozco me ha enviado su solidaridad y bendiciones”, relató.

La exfuncionaria recalcó que siempre se ha sentido orgullosa por ser de los pocos políticos que han recorrido el país y trabajado por las comunidades más pobres y para que las mujeres rompan las cadenas que las atan.

No obstante, su estadía en la cárcel le ha permitido conocer de primera voz relatos desgarradores de mujeres inocentes, lo que la ha hecho asumir una causa más.

No dejo de luchar entonces. Quiero demostrar mi inocencia. Pronto dejaré atrás este episodio. Estoy segura”, concluyó.

Con información de López-Dóriga Digital

rosario roblessanta martha acatitla
Menú de accesibilidad