Le toca mover al presidente

La salida de Scherer sería una pérdida irreparable para su operación política y la gestión y equilibrios al interior de su gobierno

Menú de accesibilidad