El concurso desierto, Pemex ¿su oasis?

Esta decisión confirma el personal estilo de gobernar del presidente López Obrador y una mayor participación estatal en sus proyectos