Vigilan zona de baja presión en el Golfo de México que se dirige a Texas
Vigilan zona de "baja presión" en el Golfo de México que se dirige a Texas. Foto de EFE

Un área de “baja presión” en el noroeste del Golfo de México está siendo vigilado por los meteorólogos mientras se dirige a la costa de Texas con lluvias y tormentas eléctricas “desorganizadas”, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense.

El observatorio, con sede en Miami, indicó en un boletín que se prevé un “ligero desarrollo” del sistema mientras se desplaza esta jornada hacia el oeste-suroeste a una velocidad de entre 8 y 16 kilómetros por hora.

Detalló que esta perturbación ciclónica se acercará a la costa de Texas entre la tarde y la noche de hoy, y el domingo se moverá tierra adentro sobre el sur del propio estado.

“Independientemente del desarrollo, es posible que haya fuertes lluvias locales a lo largo de partes de la costa de Texas durante el fin de semana”, advirtió el NHC.

Las probabilidades de formación como tormenta tropical en las próximas 48 horas son bajas, de un 10 por ciento, señaló el observatorio.

Según una actualización de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOOA) estadounidense emitida a principios de este mes, los pronósticos continúan marcando una temporada activa de huracanes en el Atlántico.

El pronóstico actualizado de NOAA es de 14 a 20 tormentas con nombre, de las cuales de 6 a 10 pueden llegar a huracanes y de estos entre 3 y 5 llegaría a ser “mayores”, es decir de categoría 3 o más en la escala Saffir-Simpson.

La buena noticia es que la NOAA ha reducido al 60 por ciento la probabilidad de que la temporada ciclónica 2022 sea más activa de lo normal. En mayo pasado, había estimado que sería del 65 por ciento.

Hasta el momento, la actual temporada ha visto tres tormentas con nombre (Alex, Bonnie y Colin) y no ha aparecido ningún huracán en la cuenca del Atlántico.

Con información de EFE