Estudios afirman que la mejor protección contra ómicron son las vacunas
Vacunación contra COVID-19 en Indonesia. Foto de EFE

Tres grandes estudios publicados por los Centros de Control y Prevención de Estados Unidos (CDC, en inglés) confirman que la mejor protección frente a la variante ómicron del coronavirus es la dosis de refuerzo de las vacunas contra COVID-19.

De acuerdo a uno de esos análisis, que tomó como muestra a cerca de 88 mil pacientes hospitalizados en 10 estados, la dosis de refuerzo fue efectiva en 90 por ciento a la hora de evitar los ingresos hospitalarios en diciembre y enero, meses en los que ómicron se ha hecho prevalente en EE.UU.

Frente a estos datos, recibir dos dosis de la vacuna tuvo una efectividad de 57 por ciento pasados los 6 meses de haber recibido la segunda.

Además, la vacuna de refuerzo fue 82 por ciento efectiva en prevenir las visitas a Urgencias, frente al 38 por ciento en aquellas personas que habían recibido dos dosis y tras haber pasado seis meses después de la segunda, indica el estudio, que revisó más de 200 mil visitas en diez estados.

El otro estudio de los CDC concluyó que las personas que han recibido tres dosis tienen menor probabilidad de contagiarse con ómicron.

Los investigadores de los CDC hallaron con este análisis, efectuado con datos de 25 estados y departamentos sanitarios locales, que entre aquellos a quienes se les administró la vacuna de refuerzo, hay 149 casos de COVID-19 semanales por cada 100 mil personas, frente a 255 por cada 100 mil entre quienes recibieron dos dosis.

Un tercer estudio de los CDC, citado por la cadena CNN y que será publicado por la revista médica JAMA, mostró que la tercera dosis contribuye a evitar que la gente enferme de ómicron.

La investigación se centró en 13 mil casos de ómicron y encontró que la posibilidad de desarrollar una infección sintomática es 66 por ciento menor para quienes tienen la tercera dosis frente a los que solo han recibido dos.

Los tres estudios han hallado que los no vacunados afrontan el mayor riesgo de contagiarse de COVID-19.

Con información de EFE