Trump es como un perro sin correa cuando no está Melania: ex colaboradora


Foto de The Guardian
Foto de The Guardian

Omarosa Manigault, reveló en un libro titulado 'Unhinged' que Trump empleaba a menudo la palabra 'nigger' para sus colaboradores cercanos


Omarosa Manigault, quien fue la colaboradora afroamericana de más alto nivel de la Casa Blanca, afirmó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es racista y misógino, además de que a menudo empleó insultos raciales para referirse a personas de color.

De acuerdo con una nota publicada en la edición estadunidense del diario The Guardian sobre el libro de Manigault, titulado ‘Unhinged’ y que estará a la venta la próxima semana, Trump empleaba a menudo la palabra ‘nigger’, un término racista y ofensivo para referirse a individuos afroamericanos.

Aunque la excolaboradora aceptó que frente a ella Trump nunca empleó ese término, manifestó que al menos tres personas confirmaron por separado que el presidente utilizó la palabra en repetidas ocasiones durante la grabación de su programa de televisión ‘El aprendiz’.

Foto de AP

Manigault aseguró que los insultos fueron expresado por Trump ante el micrófono del programa de televisión, por lo que existe una cinta que confirma sus aseveraciones.

“Usar la ‘palabra con n’ no fue solo una forma de hablar sino, aún más inquietante, es la manera en que piensa en mí y en los afroamericanos en general”, escribió Manigault.

Asimismo, agregó que vio al magnate comportarse “como un perro sin correa” en varios eventos a los que asistió sin Melania Trump.

“No quería creerlo. Rechazaba lo que decían otros sobre él porque no lo conocían como yo. Tuve que sufrir el dolor de presenciar su racismo con mis propios ojos y escucharlo con mis propios oídos, muchas veces, hasta que ya no pude negarlo”, explicó.

La excolaboradora, quien fue despedida de la Casa Blanca en diciembre pasado, también sostuvo que Trump empleó frente a ella ofensas raciales para referirse al marido de ascendencia filipina de otra excolaboradora de la Casa Blanca, Kellyanne Conway.

misóginoracistatrump