Supremo de EE.UU. evalúa de nuevo la discriminación a parejas homosexuales
Bandera gay. Foto de daniel james / Unsplash

El Tribunal Supremo de Estados Unidos escuchó los argumentos en un caso sobre una diseñadora de páginas web para bodas que se niega a ofrecer su servicio a parejas del mismo sexo, amparándose en la libertad de expresión y religiosa.

El tribunal, de mayoría conservadora, ya respaldó por poco en 2018 a un pastelero de Colorado que rechazó hacer una tarta nupcial a una pareja homosexual y, ahora, en el Supremo se libra una batalla similar por el caso de Lorie Smith, una diseñadora gráfica de ese mismo estado que defiende que crear una página web nupcial para una pareja gay va contra sus creencias religiosas.

La máxima instancia judicial de EE.UU. deberá decidir si este discurso atenta contra la ley de derechos civiles de Colorado, que garantiza que las parejas del mismo sexo no puedan ser discriminadas en negocios abiertos al público o si prevalece la libertad de expresión defendida por la abogada de la empresa de Smith, Kristen Waggoner.

Waggoner, que representa a la compañía “303 Creative LLC website”, abogó el derecho de su clienta a ampararse en la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que protege la libertad de culto y de expresión.

Smith, una cristiana evangelista, denunció al estado de Colorado en 2016 con la intención de lograr una excepción a la ley de derechos civiles estatal para ofrecer únicamente servicios a parejas de distinto sexo.

Su empresa todavía no está activa con lo que el caso no cuenta con una pareja afectada.

“Nadie en ninguno de los bandos del debate tiene que ser forzado a expresar un mensaje que viole sus convicciones”, aseveró Waggoner ante los jueces del Supremo este lunes.

Según la abogada, Smith “cree que el matrimonio homosexual es falso y no podría crear el discurso” de una página web nupcial para una pareja gay.

Una de las juezas del Supremo, Sonia Sotomayor, de tendencia progresista, planteó si el caso tomaría otra dimensión si el rechazo de Smith fuera contra el matrimonio interracial o entre personas discapacitadas, a lo que Waggoner mantuvo que si la diseñadora no quiere participar en contar su historia está en su derecho.

Sotomayor defendió que esa forma de pensar abre la puerta a diferentes tipos de discriminación, de los que ofrecieron ejemplos algunos jueces a lo largo de la vista.

Los tres miembros progresistas del tribunal expresaron su preocupación por el daño que una posible sentencia a favor de la diseñadora podría causar en los esfuerzos contra la discriminación.

Por otro lado, el procurador general del estado de Colorado, Eric Olson, recordó que Smith nunca llegó a crear un web nupcial, con lo que no es posible que se haya producido un hecho inconstitucional.

Tras la audiencia celebrada este lunes, los jueces deliberarán sobre el caso y podrían emitir un fallo a finales de junio cuando acaba el curso judicial.

Con información de EFE