Texas destina más fondos a millonaria operación contra la migración irregular
Indocumentados detenidos en Laredo, Texas. Foto de EFE

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció este lunes que destinará otros 38.4 millones de dólares a la Operación Estrella Solitaria, lanzada en marzo pasado para contrarrestar con recursos estatales el incremento en el flujo migratorio.

Los nuevos fondos de esta iniciativa del gobernador, que ha recibido críticas de activistas y abogados que denuncian que ha provocado graves abusos contra el debido proceso y los derechos civiles, se destinarán a fuerzas del orden, cárceles y la administración judicial.

Desde disuadir la migración ilegal, prevenir el contrabando de drogas y armas, y reducir la trata de personas, el despliegue de recursos y personal necesarios para arrestar y encarcelar a criminales a lo largo de la frontera es imperativo para nuestra estrategia integral de seguridad fronteriza bajo la Operación Estrella Solitaria”, dijo Abbott.

Este financiamiento adicional fortalecerá la respuesta a la crisis fronteriza, dijo el gobernador, que volvió a criticar la “ausencia del Gobierno federal” en esta materia.

Migrantes, en su mayoría haitianos, cruzan hacia Estados Unidos por el río Grande. Foto de EFE

El gobernador afirma desde hace meses que el Gobierno federal no cumple su tarea de contener la inmigración irregular y lidiar con los migrantes que cruzan la frontera desde México.

Abbott ha otorgado ya 74.8 millones de dólares como parte de la Operación Estrella Solitaria a ciudades y condados cercanos a la frontera entre Texas y México desde que se lanzó esta iniciativa, destacó en un comunicado.

De los nuevos fondos, 19.5 millones irán para equipos y suministros como vehículos de patrulla, equipos de vigilancia, chalecos antibalas, y tecnología de visión térmica y nocturna.

Otros 16 millones se destinarán para oficiales de paz, carceleros, fiscales, abogados y personal de la corte administrativa asalariados y por horas extraordinarias adicionales.

Desde mayo de 2020 se ha registrado un aumento de la llegada de migrantes a la frontera, acentuada tras la llegada al poder del presidente Joe Biden en enero pasado.

En octubre pasado, más de 173 mil migrantes fueron registrados por las autoridades migratorias, lo que supuso un aumento del 5.4 % respecto al mes anterior, y la mayoría de ellos fueron expulsados del país de manera inmediata fruto del Título 42.

Esta medida sanitaria permite a los agentes migratorios devolver a México a los migrantes y solicitantes de asilo bajo el argumento de que pueden dificultar las tareas de control de la pandemia de la covid-19 en Estados Unidos.

Con información de EFE