Sacerdote muere de COVID-19 tras donar su respirador a joven enfermo
Foto de Oratorio Casnigo

Giuseppe Berardelli, un cura de 72 años, murió en el hospital de Lovere, de Bérgamo, una de las ciudades de Italia más afectadas por el COVID-19.

Giuseppe Berardelli, era el sacerdote principal en la ciudad de Casnigo y según el reporte del hospital, se negó a usar un respirador que sus feligreses le habían comprado, eligiendo dárselo a un paciente más joven al que ni siquiera conocía.

La historia se volvió viral por el gesto del párroco de apoyar a alguien más en medio de la pandemia.

Los residentes de Casnigo aplaudieron desde sus ventanas y balcones cuando el ataúd fue llevado al entierro. Debido a la naturaleza de su muerte, no hubo funeral.

Este martes, el papa Francisco dirigió una oración por los médicos y sacerdotes muertos, “agradeciendo a Dios por su heroico ejemplo al servir a los enfermos”.

Según los informes, al menos 50 sacerdotes han muerto por coronavirus en Italia.

Con información de BBC