Rusia lanza su ofensiva invernal en Ucrania en busca de la iniciativa
Ataque ruso en Járkov, Ucrania. Foto de EFE/EPA/SERGEY KOZLOV

Las tropas rusas intensificaron sus ataques en casi toda la línea de frente, mientras las fuerzas ucranianas se preparan para resistir lo que se perfila como una ofensiva invernal de Moscú para recuperar la iniciativa en el campo de batalla.

“La situación en el este continúan siendo compleja. El enemigo no cesa sus acciones ofensivas a lo largo de todo el frente”, admitió este domingo el comandante en jefe del Ejército de Tierra de Ucrania, general Oleksandr Sirski, en su cuenta de Telegram.

Agregó que en una reunión con los comandantes que dirigen la defensa en el frente oriental “se analizó detalladamente la situación y se examinaron variantes de las acciones futuras”.

El general subrayó se adoptaron decisiones con el fin de “garantizar la estabilidad de las líneas defensivas, preservar la vida de los combatientes y emplear de manera racional la munición”.

 Avdivka, el objetivo inmediato de las tropas rusas

Según el parte del Estado Mayor General de Ucrania, durante la pasada jornada las tropas rusas prosiguieron sus intentos de cercar Avdivka, un bastión de las fuerzas de Kiev situado a unos diez kilómetros al noroeste de Donetsk, la capital de la región homónima ocupada por Rusia desde 2014.

“Nuestro combatiente mantienen con firmeza las líneas defensivas e infligen al enemigo bajas significativas”, escribió hoy en Telegram el comandante de la agrupación Tavria, Oleksandr Tarnavski, que cifró en 337 hombres las pérdidas rusas en su zona de responsabilidad, que incluye Avdivka.

Constató que las tropas rusas han disminuido el número ataques frontales contra posiciones ucranianas en favor de un mayor empleo de la aviación.

 La infraestructura energética de Ucrania en la diana

La Inteligencia militar británica advirtió en su cuenta de X que el ataque con misiles de crucero que Rusia lanzó el pasado día 7 contra Kiev y las regiones centrales ucranianas puede ser el comienzo de una “campaña más concertada” con el fin de “degradar la estructura energética de Ucrania”.

Los analistas británicos, que destacaron que ese ataque fue el más masivo desde el 21 de septiembre pasado, indicaron que es “casi seguro” que Rusia ha estado haciendo acopio de ese tipo de misiles para emplearlos en la campaña invernal.

Al mismo tiempo, resaltaron que la defensa antiaérea ucraniana tuvo un buen desempeño y abatió la mayoría de los misiles de crucero rusos.

Esta mañana las autoridades ucranianas decretaron alerta aérea en todo el país, la que fue levantada una hora después al comprobarse que no había amenaza de ataque.

Según los expertos del centro de estudios estadounidense Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), la reactivación de los ataques rusos puede estar vinculada con la campaña para las elecciones presidenciales rusas de marzo de 2024, en las que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, se presentará a su quinto mandato.

“Es probable que las fuerzas rusas se hayan comprometido a realizar operaciones ofensivas en múltiples sectores del frente durante el período de clima más adverso de la temporada otoño-invierno en un esfuerzo por tomar y retener la iniciativa antes de las elecciones presidenciales rusas”, señaló el ISW en su ultimo informe.

Ante el mal tiempo y los ataques rusos, añade el documento, las tropas ucranianas han optado al parecer por reforzar sus posiciones en los sectores en que ellas mismas no llevan a cabo acciones ofensivas y reservar fuerzas para futuras operaciones.

La lluvia y la nieve en las zonas de los combates, añadió el ISW, han ralentizado las acciones militares de ambos bandos, pero no han llegado a detenerlas.

Con información de EFE