Rusia admite que habrá que negociar mientras Ucrania se prepara para invierno
Foto de EFE

Rusia admitió la necesidad de llegar a un acuerdo sobre Ucrania, pero mantiene sus condiciones, mientras Kiev se centra en la restauración de las infraestructuras dañadas para evitar que sus ciudadanos se queden sin luz durante el invierno.

Al final, habrá que negociar”, dijo este viernes el presidente ruso, Vladímir Putin, durante una rueda de prensa en la capital kirguís, Biskek.

A la vez, afirmó que todos los participantes en las negociaciones tendrán que estar de acuerdo con “la realidad sobre el terreno“.

“De una forma u otra, todos los participantes en este proceso tendrán que estar de acuerdo”, manifestó Putin, quien ha afirmado en varias ocasiones que esto significa que Ucrania tendrá que aceptar tanto la pérdida de Crimea, como la de las regiones de Jersón, Zaporiyia, Donetsk y Lugansk, anexionadas por Moscú.

Kiev ha manifestado en reiteradas ocasiones su rechazo a esas demandas y ha condicionado el inicio de cualquier negociación a la salida de tropas rusas del país.

Mientras, Putin insistió hoy en que la campaña militar rusa, iniciada en febrero pasado, sigue su curso y marcha sin contratiempos, contrariamente a lo que se dice en los países occidentales.

Aseguró asimismo que Moscú es consciente de que el arreglo del conflicto será “difícil” y requerirá “cierto tiempo”.

Volver a empezar tras cada ataque

Mientras, Ucrania trabaja contrarreloj para restaurar las infraestructuras dañadas por Rusia en medio de cambiantes condiciones climáticas con temperaturas bajo y sobre cero.

“Debido a los daños ocasionados por los ataques con misiles a las centrales eléctricas y la red de alta tensión, el sistema presenta un importante déficit de energía eléctrica”, informó este viernes Ukrenergo, operador de la red de distribución eléctrica de Ucrania.

La compañía señaló que “ya esta mañana se superaron los límites de consumo de energía en varias regiones”, donde se realizaron apagones de emergencia.

Los operarios ucranianos tienen la tarea de restaurar cuanto antes las infraestructuras tras cada ataque, pero en algunos casos la misión se alarga durante semanas.

Este viernes, Ukrenergo explicó que después de los ataques a las infraestructuras se realiza un examen del estado de la red eléctrica, “cuando la situación lo permite”.

Y después de recibir el “permiso de los militares” se ponen en marcha los trabajos de restauración, que se llevan a cabo las 24 horas.

De acuerdo con el director general de la compañía energética YASNO, Serhiy Kovalenko, los últimos bombardeos contra la infraestructura energética ucraniana, a comienzos de la semana, echaron a perder los esfuerzos de los últimos días para restaurar los daños.

“El último ataque, de hecho, retrasó el calendario (de reparaciones) por una semana”, precisó.

Kovalenko señaló que en las condiciones actuales, el principal objetivo de las autoridades es suministrar energía eléctrica a las infraestructuras críticas “y el resto distribuirlo de forma equitativa entre la población”.

Según los especialistas ucranianos, para restaurar las infraestructuras, los trabajadores cuentan con la ayuda de sus socios y compañías extranjeras.

Intensificación de combates en Donbás

Entretanto, Rusia ha intensificado durante las últimas horas los ataques en el este de Ucrania, donde continúan los cruentos combates en la localidad de Bajmut.

Los enfrentamientos más duros tienen lugar en esa urbe y la vecina Avdiivka, según reconocen las autoridades ucranianas.

De acuerdo con el jefe de la administración militar de la región de Donetsk, Pavlo Kirilenko, los rusos “continuaron los ataques contra las partes central y norte de Donbás”.

Kirilenko llamó a los habitantes de la zona a abandonar la zona porque “quedarse en el Donbás es peligroso”, dijo.

En otras declaraciones, el funcionario ucraniano señaló que “toda la línea del frente” está siendo atacada por los rusos.

En este sentido, agregó que las tropas enemigas tratan de avanzar hacia Liman, recuperado por fuerzas ucranianas en octubre tras meses bajo control ruso.

También el asesor presidencial ucraniano, Oleksiy Arestóvich, habló del aumento de la presión de los rusos en el frente.

En cuanto a la situación sobre el terreno a lo largo de toda la línea del frente, estamos en una fase de presión táctico-operativa de las tropas rusas. Es decir, intensificaron sus esfuerzos. Especialmente en el frente de Donetsk”, dijo en una entrevista.

Arestóvich señaló que el Ejército ucraniano no lleva a cabo operaciones ofensivas ahora y se centra en la defensa en sus posiciones.

A su vez, el Ministerio de Defensa del Reino Unido indicó en su parte diario que las fuerzas rusas vuelven a usar drones iraníes en Ucrania, lo que, probablemente, habla de nuevas entregas de armas a Moscú tras el agotamiento de las existencias.

Con información de EFE