Reforestación en Rusia ayudaría a enfrentar el cambio climático

Reforestación en Rusia ayudaría a enfrentar el cambio climático - Foto de Arnaud Mesureur para Unsplash
Foto de Arnaud Mesureur para Unsplash

Un estudio del Laboratorio Crowther de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich encontró que cerca del 11 por ciento de la superficie del planeta es terreno sin árboles

Combatir la crisis climática a nivel global y reducir un 25 por ciento la cantidad de gases de efecto invernadero sería posible si se aumenta la superficie forestal en una gran extensión geográfica, y Rusia podría ser la primera opción para la plantación de billones de árboles.

En un estudio publicado por el Laboratorio Crowther de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, investigadores encabezados por Jean-François Bastin encontraron que cerca del 11 por ciento de la superficie del planeta es terreno sin árboles.

Se estima que la adición de bosques podría ayudar a mitigar el calentamiento global, así que se sugirió la siembra de nuevos árboles en al menos cerca de nueve millones de kilómetros cuadrados, aproximadamente la superficie de Estados Unidos que, junto a Rusia, Canadá, Brasil y China, es una de las naciones con mayor espacio para plantar.

Solo en el territorio de Rusia es posible reforestar con 642 billones de árboles, en Canadá con 318 billones, Brasil con 302 billones, Estados Unidos con 228 billones y China con 140 billones.

Las áreas tropicales son ideales para cubrirse de árboles, pues solo en 2018 se perdieron 12 millones de hectáreas en gran medida por los incendios y la limpieza de tierras para agricultura y minería, la cuarta pérdida anual más alta desde 2001, de acuerdo con datos de la plataforma en línea Global Forest Watch.

Conforme estos seres vivos crecen, almacenan las emisiones de dióxido de carbono que impulsan el calentamiento global. En algunas décadas, atraparían casi 830 billones de toneladas de este compuesto, cifra equivalente a la cantidad de carbono que los humanos produjeron en los últimos 25 años.

Aunque existen propuestas para eliminar el dióxido de carbono de manera artificial, este proyecto no necesita de nuevas tecnologías y es barato: cada árbol costaría 30 centavos de dólar.

Con información de Notimex

árbolesCrisis climáticaEscuela Politécnica Federal de ZúrichLaboratorio Crowtherrusia

Menú de accesibilidad