Proceso de selección y designación del nuevo presidente del BID, por Daniel Zovatto
Foto de Banco Interamericano de Desarrollo

Después de la estrepitosa y vergonzante salida del último presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, la organización inició rápidamente el proceso de búsqueda de su nuevo presidente.

Si bien al inicio de este proceso se dijo que había llegado el momento de que una mujer asumiera la presidencia del BID por primera vez desde su fundación, lo más probable es que la presidencia del organismo sea ocupada por un hombre economista.

Al inicio del proceso, había dos candidatas mujeres con bastante posibilidades: la ex presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, quien pese a sus sólidos credenciales, liderazgo y experiencia no logró conseguir el apoyo de su Gobierno; y la ex secretaria ejecutiva de la CEPAL, la mexicana Alicia Bárcena, quien si bien partió como una de las favoritas para ocupar el cargo, pasadas las semanas su candidatura se fue debilitando -entre otras cosas, se comenta, por no contar con el apoyo de los Estados Unidos- viéndose obligada a retirarse de la contienda. En su lugar e inmediatamente, el Gobierno de México propuso un nuevo candidato.

De los cinco candidatos que compiten actualmente por la presidencia del BID, la fecha para proponer candidatos cerró ayer viernes, solo hay una mujer: la candidata propuesta por Argentina.

En mi opinión, de los cinco candidatos actuales, los tres con mayores posibilidades son los de Chile, Brasil y México. Cabe recordar que Brasil nunca ha ocupado la presidencia del BID.

Estos son los cinco candidatos a dirigir el Banco Interamericano de Desarrollo:

  • Cecilia Todesca Bocco, nominada por Argentina.
  • Gerard Johnson, nominado por Trinidad y Tobago.
  • Gerardo Esquivel Hernández, nominado por México.
  • Ilan Goldfajn, nominado por Brasil.
  • Nicolás Eyzaguirre Guzmán, nominado por Chile.

Análisis de Daniel Zovatto, director de IDEA Internacional (@Zovatto55)