Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Policía alemana eleva protección a Alexei Navalni por incremento de visitas ante mejora de su estado de salud

Policía alemana eleva protección a Alexei Navalni por incremento de visitas ante mejora de su estado de salud - Foto de EFE
Foto de EFE

La mejora de su estado de salud permitirá más visitas y elevará el riesgo de sufrir un atentado, afirman autoridades alemanas

La policía alemana ha elevado la protección al líder opositor ruso Alexei Navalni, ingresado desde hace 19 días en un hospital berlinés, porque la mejora de su estado de salud permitirá más visitas, lo que, a su juicio, eleva el riesgo de un nuevo ataque.

Según una información del semanario alemán ‘Der Spiegel‘ y el medio británico de investigación ‘Bellingcat’, las fuerzas de seguridad alemana han elevado el número de agentes en el hospital Charité.

También se ha aumentado la intensidad de los controles policiales en torno a Navalni.

El opositor, que fue envenenado el pasado 20 de agosto con un agente nervioso militar, está siendo vigilado también dentro del centro hospitalario.

La medida es una reacción a la mejora del estado de salud de Navalni, que despertó del coma inducido en el que se encontraba el pasado lunes y, según el Charité, empieza a responder a estímulos verbales.

‘Der Spiegel’ y ‘Bellingcat’ aseguran que Navalni ya puede volver a hablar, algo que el centro hospitalario no ha confirmado. Las fuerzas de seguridad, especulan los dos medios, podrían ya interrogarlo, lo que puede alentar a los autores del envenenamiento.

Navalni colapsó en un vuelo interno en Rusia el 20 de agosto y, dos días después, por petición de la familia, fue trasladado a Berlín para ser tratado.

Desde el primer momento, los colaboradores del opositor hablaron de un envenamiento, algo que confirmaron expertos del Charité y de la Bundeswehr (ejército alemán). Contra Navalni se empleó, sin ningún tipo de duda según el Gobierno alemán, un agente nervioso del grupo del Novichok, un veneno desarrollado por la Unión Soviética en los 70 y 80 del siglo pasado.

La canciller alemana, Angela Merkel, instó al gobierno ruso a investigar de forma transparente este “delito”, ya que el veneno Novichok sólo se encuentra en Rusia.

Si no hay cooperación por parte de Moscú, Merkel advirtió de que habrá una “proporcionada reacción común” de la UE y la OTAN. El Kremlin ha negado cualquier responsabilidad.

Con información de EFE

Alexei Navalniangela merkelKremlinotan
Menú de accesibilidad