Perro salva a excursionista al recibir impacto de rayo
Foto de Facebook

Un perro pastor alemán habría salvado la vida de un excursionista y sus amigos, luego de que recibieron el impacto de un rayo a 14 mil pies (más de 4 kilómetros) de altura.

Jonathan Hardman, en compañía de sus amigos Mary Prescott, Will Chandler and Matt Dayer, subió el monte Bierstadt en Denver, Colorado, junto a Rambo, su perro.

Foto de Facebook
Foto de Facebook

A pesar de que inicialmente el clima era soleado y no había nubes, una vez que se acercaron a la cima el cielo se oscureció, y un relámpago impactó el lugar en el que se encontraban, derribando al grupo.

Una vez que se recuperaron, encontraron a Rambo muerto. De acuerdo a los doctores, Hardman y su grupo se salvaron gracias a que el perro se llevó la peor parte del impacto.

“Fue muy hermoso todo el camino de subida”, dijo Hardman en entrevista con KUSA. “Ni siquiera me tuve que poner algo de manga larga hasta casi llegar a la cima”.

Al llegar a la cima, el grupo, al cual acompañaban dos perros, se detuvo para tomar fotos y mostrar un letrero que decía: “Monte Bierstadt,14,060 pies, 28 de junio de 2015”.

Foto de Facebook
Foto de Facebook

Sin embargo cuando comenzaron el descenso, el clima comenzó a cambiar.

“Comenzó a granizar muchísimo, cuando estábamos bajando la montaña. Llegó de la nada. No sabíamos dónde escondernos”, dijo Mary Prescott.

Fue entonces cuando un relámpago cayó del cielo, derribando a los excursionistas al piso, y una vez que lograron reaccionar, descubrieron que el perro no se movía.

Will Chandler. Foto de CBS Denver
Will Chandler. Foto de CBS Denver

Aparentemente Hardman era quien se encontraba más cerca del lugar donde cayó el rayo, e incluso quedó marcado con las típicas cicatrices, sin embargo era su perro quien le preocupaba al reaccionar.

Foto de Facebook
Jonathan Hardman. Foto de Facebook
Foto de Facebook
Foto de Facebook
Foto de Facebook
Hardman habría recibido el impacto justo en la cabeza. Foto de Facebook

“No iba a irme sin mi perro, y uno de los excursionistas en el lugar estaba tratando de cargar a mi perro pero él pesaba 70 libras (casi 32 kilogramos). Lo vi tratando de cargar su cuerpo sin vida en su hombro”, dijo Hardman.

Eventualmente, el grupo se vio obligado a dejar atrás el cadáver del perro, para poder bajar y recibir asistencia médica.

“Él estaba justo a mi lado. Si no hubiera sido por él, podría haber recibido toda esa cosa en mi cuerpo yo solo”, concluyó el excursionista.

Con información de Daily Mail