Pedro Sánchez advierte de la sexta ola de COVID-19 en España; pide reforzar medidas
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido con la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, en la sede de la Delegación del Gobierno, en Barcelona. Foto de EFE/ Pool Moncloa/ Fernando Calvo.

El jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, reconoció este domingo el “riesgo real” de la sexta ola de contagios de coronavirus, que avanza imparable, pidió “intensificar” las medidas para frenarla y se comprometió a coordinarlas con las autoridades regionales.

Con este objetivo, Pedro Sánchez convocó una reunión telemática extraordinaria el miércoles próximo con las presidentes de todas las regiones, pues disponen de las competencias de gestión sanitaria.

A cuatro días del comienzo de las fiestas navideñas, España se encuentra en riesgo máximo de transmisión vírica, con más de 33 mil casos nuevos notificados tan solo el viernes pasado, cuando parece que la variante ómicrón, mucho más contagiosa, acabará por ser la dominante en el país.

Aunque la presión hospitalaria es inferior a la de olas anteriores, los enfermos más graves de covid-19 ocupan ya el 14 % de las camas de cuidados intensivos de media, superan el 25 % en la región de Cataluña (noreste), el 22 % en el País Vasco y el 20 % en Navarra (norte).

La Consejería catalana de Salud informó hoy de 4.276 nuevos positivos, si bien no hubo ningún fallecido en las 24 horas anteriores.

Galicia (noroeste) detectó en las últimas horas 1.357 contagios más, lo que supone el quinto récord regional consecutivo en esta sexta ola.

No obstante, Sánchez quiso trasmitir un mensaje de “confianza” y “tranquilidad” a la ciudadanía en una declaración institucional en la ciudad de Barcelona (noreste).

“Hemos andado juntos la parte más dolorosa del camino y juntos vamos a culminar esta travesía protegiendo las vidas y la salud de nuestros compatriotas”, aseguró.

Hasta ahora, 5,45 millones de personas se contagiaron de coronavirus en España y 88.708 murieron, según los registros sanitarios oficiales.

El Ministerio de Sanidad actualizará este lunes los datos de conjunto de todo el país, ya que los fines de semana solo se conocen parcialmente, facilitados por algunas regiones.

A falta de saber qué medidas se acordarán el miércoles, las autoridades sanitarias se afanan en recomendar la prevencióncon el uso de la mascarilla, higiene de manos, distancia interpersonal y evitar aglomeraciones y reuniones sociales masivas, en una época de comidas, cenas y otras celebraciones navideñas.

En varias regiones se exige un certificado covid para acceder a locales y actividades sociales, de ocio y hostelería, que acredita que el portador está vacunado completamente o se ha realizado una prueba de diagnóstico con resultado negativo.

La vacunación funciona y fundamental, apuntó también Sánchez, para evitar los efectos más perniciosos de la enfermedad y, por tanto, la saturación sanitaria.

España, de 47,4 millones de habitantes, está entre los países a la cabeza, con el 79,7 de su población vacunada completamente; el 82 % de los mayores de 70 años ya recibió una dosis de refuerzo y el miércoles pasado comenzó la vacunación de los menores de entre 5 y 11 años.

Con información de EFE