Ordenan liberar a Emilio Lozoya por caso Agronitrogenados; continuará en la cárcel por Odebrecht
Emilio Lozoya. Foto de EFE

Un juez federal ordenó la liberación de Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), tras permanecer en prisión preventiva justificada durante más de tres meses en el reclusorio Norte, en la Ciudad de México por el caso Agronitrogenados.

A Lozoya se le colocó un brazalete con localizador como medida cautelar debido al proceso que se sigue en su contra por el mencionado caso.

Pese a esta resolución, Lozoya continuará detenido por el caso Odebechet.

“Un tribunal unitario resolvió retirar la medida cautelar de prisión preventiva dictada anteriormente contra Emilio ‘N’, exdirector de Pemex sujeto a proceso por la compraventa irregular de la empresa Agronitrogenados”, informó la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del Gobierno de México.

Lozoya afrontaba prisión preventiva desde noviembre pasado por presuntamente haber comprado en 2013, como director de Pemex, una planta de fertilizantes inservible con un sobreprecio de 500 millones de dólares a Altos Hornos de México (AHMSA) a cambio de sobornos.

Las autoridades detuvieron a Lozoya a inicios de 2020 en España y México lo extraditó como testigo protegido de la Fiscalía a cambio de inculpar a otros políticos, pero el pasado noviembre ingresó en prisión preventiva tras protagonizar un escándalo por cenar en un restaurante de lujo.

Ante el fallo del juez, la UIF avisó que “en su carácter de parte ofendida en el proceso penal” presentó “una demanda de juicio de amparo para que sea revisada la constitucionalidad de dicha resolución”

“Y solicitó la suspensión de sus efectos a fin de evitar una obstrucción en la continuidad de los procesos”, añadió el órgano de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Pese a esta decisión del juez, Lozoya permanecerá en prisión preventiva por haber recibido presuntamente 10,5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht durante la campaña y la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El exdirector de Pemex había llevado su proceso en libertad por el “criterio de oportunidad”, que lo trataba como testigo protegido para denunciar una red de corrupción que abarcaba a Peña Nieto y a políticos del Partido Acción Nacional (PAN), opositor del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador.

“Es preciso aclarar que el imputado no alcanza la liberación por la resolución aludida, pues se encuentra sujeto a prisión preventiva por una causa distinta”, concluyó la UIF.

La Fiscalía General de la República (FGR) pidió este mes una condena de hasta 39 años de prisión para Lozoya por asociación delictiva, lavado de dinero y cohecho.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE