Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

ONU limita al mínimo la presencia de empleados en su sede de Nueva York

ONU limita al mínimo la presencia de empleados en su sede de Nueva York - Edificio de Naciones Unidas en Nueva York. Foto de Daryan Shamkhali para Unsplash
Edificio de Naciones Unidas en Nueva York. Foto de Daryan Shamkhali para Unsplash

Esta medida de la ONU será efectiva a partir del lunes y, por el momento, se prolongará hasta el domingo 12 de abril

La ONU anunció este viernes que va a limitar al mínimo imprescindible la presencia de empleados en su sede central de Nueva York como precaución ante la expansión del coronavirus (COVID-19).

Todo el personal deberá trabajar de manera remota a menos que su presencia en el edificio sea necesaria para llevar a cabo “servicios esenciales”, explicó en un comunicado el portavoz de la organización Stéphane Dujarric.

La medida será efectiva a partir del lunes y, por el momento, se prolongará hasta el domingo 12 de abril. Tras tres semanas, se estudiará si es necesario mantener este nivel reducido de personal en la sede, añadió Dujarric.

Según el portavoz, el objetivo es reducir el número de personas en el complejo de Naciones Unidas con el fin de minimizar riesgos y, al mismo tiempo, que la organización pueda seguir desarrollando sus tareas.

La decisión fue tomada por el secretario general, António Guterres, tras consultar con otros altos cargos, incluido el jefe de los servicios médicos, y llega después de que una diplomática de la misión de Filipinas ante la ONU diese positivo por COVID-19.

Hasta ahora, no se ha confirmado ningún caso entre los funcionarios de la organización en Nueva York, donde se han cancelado ya numerosas reuniones y eventos, se han suspendido las visitas y donde ya se había animado a impulsar el teletrabajo.

Por ahora, órganos clave como el Consejo de Seguridad han seguido operando con cierta normalidad y, en este momento, mantienen su agenda para la próxima semana, aunque aún está por ver cómo afectará a esos encuentros la decisión anunciada este viernes por Guterres.

Unicef, mientras, informó este viernes del cierre de su sede, situada cerca del cuartel general de la ONU, y decidió que todo el personal trabaje a distancia durante las próximas cuatro semanas, después de que tres personas desarrollaran síntomas similares a los del COVID-19, aunque por ahora no se ha confirmado que tengan la enfermedad.

Hasta este viernes, se habían confirmado 154 casos de COVID-19 en la ciudad de Nueva York y un total de 421 en el estado.

Con información de EFE

António Guterrescoronaviruscovid-19empleadosnaciones unidasNueva Yorkonu
Menú de accesibilidad