Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Nueva York cumple expectativas y vota de forma abrumadora por Joe Biden

Nueva York cumple expectativas y vota de forma abrumadora por Joe Biden - Un hombre en patineta eléctrica lleva una bandera de Biden-Harris en la Black Lives Matter Plaza en Washington, DC. Foto EFE
Un hombre en patineta eléctrica lleva una bandera de Biden-Harris en la Black Lives Matter Plaza en Washington, DC. Foto EFE

Con un 14 por ciento escrutado, Biden se hizo con más de 887 mil millones de votos, frente a 262 mil millones de votos de Trump

El estado de Nueva York cumplió con las expectativas este martes y votó en las elecciones presidenciales abrumadoramente por el candidato demócrata, Joe Biden, según las proyecciones de los grandes medios estadounidenses.

Con un 14 por ciento escrutado, Biden se hizo con más de 887 mil millones de votos, o un 77 por ciento, frente a los 262 mil millones de votos de Trump, o un 23 por ciento de los sufragios.

Especialmente demócratas se han mostrado las circunscripciones que conforman la ciudad de Nueva York, la zona más poblada del estado, lideradas por Manhattan, con un 90.17 por ciento, Brooklyn, donde Biden se lleva un 87.23 por ciento de los votos, El Bronx, con un 86.54 por ciento, y Queens, con un 76.49 por ciento.

Una de las pocas circunscripciones que por el momento se lleva el actual presidente de EE.UU. es la de Staten Island, una zona que las encuestas ya preveían iba a estar disputada. Ahí, Trump por el momento se ha hecho con más del 60 por ciento de los votos.

De las 62 circunscripciones del estado de Nueva York, además de Staten Island, Trump solo lidera el recuento de votos en el condado de Fulton y en el condado de Lewis.

Al margen de los votos que se cuenten este martes, entre los que se incluyen los que se emitieron de manera temprana desde el 24 de octubre, se estima que cientos de miles de votos por correo no serán incluidos en el recuento oficial hasta, al menos, la próxima semana.

Nueva York es un estado tradicionalmente demócrata, y hogar de algunos de los legisladores más izquierdistas de ese partido, entre ellos la congresista Alexandria Ocasio-Cortez y el maestro afroamericano Jamal Bowman, que abogan por la sanidad pública universal, educación universal, y una rápida transición ecológica de la economía hacia las fuentes energéticas limpias.

Nueva York se une así a los estados de Massachusetts, Nueva Jersey, Connecticut, Delaware, Maryland, Rhode Island, Illinois, el Distrito de Columbia, Vermont y Virginia en votar por el candidato demócrata.

Pese a que las elecciones estaban convocadas para este martes, la mayoría de votantes han ejercido su derecho en las últimas semanas a través del voto anticipado por correo o presencial, debido a la pandemia COVID-19.

Según U.S. Elections Project de la Universidad de Florida, más de 101 millones de personas habían votado antes de este martes, lo que equivale a un 73.4 por ciento de la participación de 2016.

La cadena CNN proyectó que el candidato demócrata Joe Biden ganó en Nueva York, que entrega 29 votos electorales.

Con estos nuevos estados Biden mantiene su ventaja sobre Trump en el recuento con 117 compromisarios en el Colegio Electoral frente a 89 en su objetivo de llegar a los 270 necesarios para declarar un ganador en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

En tanto, Donald Trump y Joe Biden, están virtualmente empatados con el 86 por ciento de los centros electorales ya contabilizados en Florida, un estado que el republicano necesita ganar si quiere tener claras opciones de repetir mandato.

Trump tiene el 49.8 por ciento de los votos, o cinco millones 17 mil 813 de sufragios, mientras que Biden se hace hasta ahora con cuatro millones 952 mil 187 votos o el 49.2 por ciento, según datos de la cadena MSNBC.

Izquierda democráta de NY espera dejar huella en los comicios de EE.UU.

La izquierda demócrata de Nueva York, encabezada por la joven congresista Alexandria Ocasio-Cortez, espera dejar huella en las elecciones de este martes en Estados Unidos y reforzar su presencia en el Congreso federal y estatal para poder impulsar sus políticas sociales, como la salud universal y la transición ecológica de la economía.

“The Squad (La brigada) está lista para multiplicarse por dos esta noche”, dijo este martes a los periodistas Ocasio-Cortez frente a su oficina electoral en el distrito de El Bronx, en referencia al grupo de congresistas encabezado por ella y compuesto también por Ilhan Omar, Rashida Tlaib y Ayanna Pressley, y que representa el ala más a la izquierda del Partido Demócrata.

Las cuatro irrumpieron recientemente en la plaza política estadounidense y se convirtieron en uno de los principales blancos de las críticas del presidente, Donald Trump, que las acusa, entre otras cosas, de querer convertir Estados Unidos en una nueva Venezuela.

A pesar de su entusiasmo, la congresista de origen puertorriqueño reconoció que la presencia de candidatos progresistas en la Asamblea Legislativa todavía no es suficiente.

“Nunca es suficiente, no estaremos satisfechos hasta que no solo el Partido Demócrata, sino todo el gobierno, esté luchando par garantizar el derecho de la gente a una atención medica, a dignidad y a lograr un proceso justo hacia la ciudadanía. Eso es lo que es importante, y por eso no es suficiente y seguiremos adelante”, sostuvo.

Una de las nuevas caras que muy previsiblemente se unirá al Squad tras el anuncio de los resultados electorales es el profesor Jamaal Bowman, que al igual que Ocasio-Cortez tiene prácticamente su victoria garantizada en el bastión demócrata en el que se ha convertido Nueva York.

“Lo que más me entusiasma es que la gente está acudiendo a votar en grandes números para mostrar al poder establecido en el sistema que ya basta. Es el momento de cambiar”, señaló Bowman frente a un centro de votación situado en un centro comunitario del barrio de Co-Op City, en el norte de El Bronx.

Bowman, que es también parte de los socialistas demócratas, reconoció al igual que Ocasio que todavía es prematuro para que las políticas de “La brigada” puedan imponerse en el futuro cercano en el Gobierno.

“Es un proceso; pero es urgente, es ahora mismo cuando estamos tomando decisiones urgentes y construyendo un movimiento urgente. Sí, es un proceso, pero un proceso con el que creo que en los próximos cinco a diez años vamos a tener la oportunidad de lograr cambios drásticos dentro del Partido Demócrata y en todo el país”, explicó Bowman.

Un impulso socialista sin mucho calado práctico

El politólogo de la Universidad de Nueva York (CUNY) John Gutiérrez reconoció que la nueva generación demócrata está ganando impulso pero aún está muy lejos de poder dejar su impronta en el partido, en el que, según aseguró, la presidenta del Congreso, la demócrata Nancy Pelosi, tiene bien amarradas las riendas del partido y no va a permitir que los socialistas demócratas impongan sus políticas.

Un ejemplo de esta lucha entre “La brigada” y el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, es el nuevo pacto verde adoptado por Ocasio, entre otras figuras políticas, que defiende el avance hacia una economía libre de emisiones contaminantes, pero que Biden rechaza.

Preguntada este martes por esta cuestión, Ocasio consideró que ha ayudado a acercar posiciones a través de su presencia en el comité creado por el candidato demócrata sobre el medio ambiente.

“Creo que lo que es alentador es que él se ha mostrado abierto y ha adoptado sus políticas, muchas incluyendo alguno de los objetivos ambiciosos que hemos propuesto”, declaró.

Para Gutiérrez, “Nueva York, históricamente, tiene estos políticos que representan una posición mucho más a la izquierda del partido demócrata a nivel nacional; el problema es que el resto del país todavía no está preparado para aceptar un candidato que se autodeclare como socialista”.

En este sentido, el experto sostuvo que “el reto más grande que tiene ella para imponerse sobre el Partido Demócrata es que muchos demócratas, incluso los demócratas que son los responsables de que el partido tenga control sobre la Cámara de Representantes, vienen de distritos donde una política tan de izquierda no es factible”.

Por eso, considera que Ocasio y sus socios de momento deberán conformarse con “buscar los pequeños espacios donde puedan influir en la política nacional”, como el medio ambiente, cuestiones sociales o económicas como un aumento del salario mínimo nacional.

Con información de López Dóriga Digital y EFE

donald trumpeleccionesEstados Unidosjoe bidenNueva York
Menú de accesibilidad