Niños expuestos a COVID-19 pueden ir al colegio si se someten a test, dicen los CDC
Niños asisten a clases en EE.UU. en medio de la pandemia de COVID-19. Foto de EFE / Archivo

Los niños de Estados Unidos que han estado en contacto con algún infectado de COVID-19 pueden continuar yendo al colegio de forma segura si se someten habitualmente a pruebas para detectar la enfermedad en la escuela y dan negativo.

Así lo afirmaron los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), que indicaron que con esta medida se pueden evitar las cuarentenas que interrumpen la rutina escolar.

En ese sentido, los CDC publicaron dos estudios que demuestran la efectividad de los tests de COVID-19 en las escuelas.

“Estos estudios demuestran que los ‘tests para permanecer’ (en la escuela) funcionan para mantener a los menores no vacunados en el colegio de forma segura”, dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en la rueda de prensa del equipo de trabajo de la Casa Blanca frente a la pandemia.

En Estados Unidos se está mandando a casa para hacer cuarentena a los niños que han estado en contacto con un positivo de COVID-19 para garantizar que nadie que contagie, incluso cuando el estudiante no muestra síntomas.

Los CDC han probado la eficacia de los tests en los colegios a través de los programas implementados en el condado de Lake (Illinois) y en Los Ángeles (California).

Walensky subrayó que en virtud de esos programas se incrementaron los tests a los alumnos afectados y a sus contactos próximos.

En concreto se aplicaron dos pruebas semanales de COVID-19 a los estudiantes en contacto con personas infectadas y mientras estos daban negativo podían continuar yendo al colegio sin tener que hacer cuarentena en casa.

En las últimas semanas, el aumento de los casos en EE.UU. ha llevado a que muchos distritos escolares vuelvan a la enseñanza no presencial, lo que ha suscitado preocupación sobre las consecuencias en la formación de los estudiantes.

Con información de EFE