Niño llega congelado a escuela en China


Niño llega congelado a escuela en China

El profesor del menor difundió las imágenes en las que se puede ver al niño con el cabello y las cejas congeladas

La imagen de un niño llamado Wang Fuman, de ocho años, se convirtió en viral después de que llegara con el cabello y las cejas congeladas a la escuela.

Fuman vive en Zhaotong, en la zona rural de Yunnan, al sur de China. Los días en que el niño asiste a clases, camina 4.5 kilómetros de distancia en una hora y media, en temperaturas de nueve grados bajo cero.

Fue su profesor de la primaria Zhuanshanbao quien dio a conocer las imágenes del menor a través de redes sociales, el que informó que, a pesar de que las condiciones para que Wang llegue a clases son extremas, él nunca falta además de que es muy bueno para matemáticas.

Las imágenes muestran también las manos resecas del menor, quien no cuenta con guantes para protegerse del frío en la zona.

El niño vive con su abuela y su hermana mayor en una casa construida de barro con techo de paja. Su madre los abandonó y rara vez ven a su papá debido a que trabaja en otra zona del país. La historia del menor es similar a la de muchos niños en ese país que no viven con sus padres porque trabajan en zonas lejanas.

Las imágenes del menor conmocionaron al mundo y se convirtieron en virales luego de que miles de personas se interesaran en el caso del niño y múltiples organizaciones han comenzado campañas para recibir donaciones para Wang, su familia y niños de la zona.

Con información de El País

chinacongeladofríoniño