Misil de la era soviética derribó avión de Malaysia Airlines en Ucrania
Foto de AP

El vuelo 17 de Malaysia Airlines fue derribado por un misil 9M38 del sistema antiaéreo Buk, según la investigación oficial sobre el siniestro del año pasado, fueron informadas el martes los familiares de las víctimas. Pero el fabricante ruso del arma asegura que su investigación interna contradice las conclusiones del informe holandés.

Robby Oehlers, cuya prima Daisy estaba entre los 298 pasajeros del Boeing 777 que fue derribado mientras sobrevolaba el este de Ucrania el 17 de julio de 2014, dijo que los parientes conocieron las conclusiones de la investigación holandesa en una reunión realizada el martes en La Haya.

“Fue un Buk”, dijo.

Este tipo de misil fue retirado del arsenal ruso luego de que expiró su vida útil de 25 años, dijo Yan Nóvikov, director del consorcio ruso Almaz-Antéi, fabricante del Buk, en una conferencia de prensa celebrada en Moscú.

En La Haya, Holanda, la reunión con las familias de las víctimas se produjo antes de la presentación oficial del informe final de las pesquisas, que tendrá lugar más tarde el martes.

Imagen tomada el 25 de julio de 2014, en la que un miembro de la tripulación de Malaysia Airlines deposita una vela junto a velas que forman las MH17 tras un servicio multireligioso por las víctimas del avión de la compañía derribado en Ucrania. Foto de AP
Imagen tomada el 25 de julio de 2014, en la que un miembro de la tripulación de Malaysia Airlines deposita una vela junto a velas que forman las MH17 tras un servicio multireligioso por las víctimas del avión de la compañía derribado en Ucrania. Foto de AP

Los familiares guardaron un silencio sepulcral mientras el presidente de la Junta de Seguridad holandesa, Tjibbe Joustra, explicó las conclusiones de la investigación que se prolongó durante 15 meses, contó Oehlers.

Ucrania y países de Occidente sostienen que el proyectil fue disparado por soldados rusos o separatistas respaldados por Moscú desde territorio controlado por rebeldes.

Por su parte, un comunicado del fabricante ruso de misiles Almaz-Antéi, controlado por el gobierno, dijo que una investigación propia sobre el siniestro del MH17 contradecía las conclusiones del trabajo holandés que señala que el avión fue derribado por un misil que usa submuniciones con forma de “i” mayúscula.

Sin embargo, Almaz-Antéi dice que realizó dos experimentos, uno donde fue detonado un misil Buk cerca de la nariz de un avión similar al 777, que contradicen esa conclusión. Según la empresa, el experimento mostró un patrón de daños muy diferente al que se vio en los restos del MH17.

Foto de Internet
Foto de Internet

El experimento también refuta lo que señala la versión holandesa en el sentido de que el misil fue disparado desde Snizhne, una villa bajo control rebelde.

En junio, Almaz-Antéi informó que una investigación preliminar sugería que el avión fue derribado por un modelo de Buk que ya no usa el ejército ruso, pero que es parte del arsenal militar ucraniano.

Redacción