Lo que debe saber sobre las elecciones en Brasil


Foto de AFP
Foto de AFP

Estas elecciones son las más volátiles de la historia reciente de Brasil y solo hace poco han comenzado a formarse escenarios concretos

Cerrando el ciclo electoral de 2018, Brasil irá a las urnas el primer domingo de octubre para elegir al próximo Presidente del país, junto con la renovación total de la Cámara de los Diputados, dos tercios del Senado Federal, Diputados Estaduales y Gobernadores.

Al respecto, Daniel Zovatto, politólogo y experto en democratización, elecciones y gobernabilidad, nos da un resumen del proceso electoral brasileño.

 

Foto de AFP / Evaristo Sa

 

Presidente

  • ¿Cómo se elige? Sistema Mayoritario con dos vueltas
  • ¿Cuántos son elegidos? Uno
  • ¿Duración del mandato? Cuatro años

 

Senadores

  • ¿Cómo se elige? Sistema Mayoritario
  • ¿Cuántos son elegidos? Tres por Estado (81 en total)
  • ¿Duración del mandato? Ocho años (con elecciones de 4 en 4 años, en las que se eligen dos senadores en una elección y después uno más)

 

Diputados Federales

  • ¿Cómo se elige? Sistema Proporcional (los curules son definidos en base al número de votos que un partido o coalición recibe)
  • ¿Cuántos son elegidos? 513 (el cálculo es proporcional a la población de cada estado y ningún estado puede tener menos de ocho o más de setenta Diputados)
  • ¿Duración del mandato? Cuatro años

 

Diputados Estaduales

  • ¿Cómo se elige? Sistema Proporcional (los curules son definidos en base al número de votos que un partido o coalición recibe)
  • ¿Cuántos son elegidos? Depende de la cantidad de curules que el Estado posee en la Cámara de los Diputados
  • ¿Duración del mandato? Cuatro años

 

Gobernadores

  • ¿Cómo se elige? Sistema Mayoritario con dos vueltas
  • ¿Cuántos son elegidos? Uno
  • ¿Duración del mandato? Cuatro años

 

Estas elecciones son las más volátiles de la historia reciente de Brasil y solo hace poco han comenzado a formarse escenarios concretos.

El 6 de septiembre, el principal candidato de la ultra derecha, Jair Bolsonaro, fue apuñalado mientras hacía campaña en las calles de la ciudad de Juiz de Fora (MG), comenzando un nuevo capítulo en las elecciones brasileñas.

 

Foto de Internet

 

En términos de intenciones de voto, las encuestas DataFolha e Ibope indicaron un aumento significativo, si bien no tan alto como algunos analistas esperaban, para el candidato Bolsonaro después del atentado.

Según Ibope, el candidato pasó del 22 al 26 por ciento, un aumento también registrado por la encuesta DataFolha que indicó un crecimiento del 22 al 24 por ciento.

Sin embargo, el candidato tiene el mayor porcentaje de rechazo entre los candidatos (43 por ciento, según DataFolha y del 41 por ciento según Ibope, en las encuestas publicadas el 11/09).

El otro protagonista principal de las elecciones, el expresidente Luís Inácio Lula da Silva, quien hasta el martes era el candidato oficial del PT, en una carta leída por representantes del partido frente a la Policía Federal (donde está encarcelado por corrupción y lavado de dinero) traspasó oficialmente su candidatura al exalcalde de São Paulo y ex ministro de Educación e, igualmente, el candidato a vicepresidente de la fórmula del PT, Fernando Haddad.

 

Foto de internet

 

A partir de del miércoles la fórmula presidencial del PT está compuesta por Fernando Haddad y Manuela D’Ávila, hasta entonces candidata a la presidencia por el Partido Comunista del Brasil (PC do B), quien renunció a su candidatura para presentarse como candidata a vice presidenta .

Ahora el principal desafío del PT es lograr transferir los votos de Lula, quien era el preferido en todos los sondeos (39 por ciento según la encuesta DataFolha), a Haddad, que aparece con una intención de votos de 8 por ciento (Ibope) o 9 por ciento (DataFolha), y por lo  tanto técnicamente empatado con los candidatos de centro-izquierda Ciro Gomes (11 por ciento) y Marina Silva (9 por ciento), así como con el candidato del centro derecha y ex gobernador de São Paulo, Geraldo Alckmin (10 por ciento) del PSDB.

La polarización ha dado el tono de las elecciones brasileñas y seguramente el país decidirá las elecciones presidenciales sólo en segunda vuelta en el último domingo de octubre.

brasileleccionesjair bolsonarolula