La muerte de la reina Isabel II disparó los precios de los “souvenirs”
Unos niños corren frente a una imagen de la difunta reina Isabel II frente a la bandera de la Unión hecha completamente de lego en una tienda de juguetes en Londres. Foto de EFE

Un recuerdo típico del Reino Unido, la clásica taza de loza con la imagen de Isabel II, cuesta ahora 12 libras (276 pesos mexicanos), 5 más que hace apenas unos días a raíz de la muerte de la reina, que ha disparado el precio de los “souvenirsmonárquicos.

Comprar un delantal, una lata de galletas de mantequilla o una bandera con la consabida foto grabada de la soberana, fallecida el pasado día 8, ya no es solo cosa de turistas. Desde hace apenas seis días, los británicos también sacan la cartera para hacerse con algún artilugio que exhiba la imagen de su monarca.

Entre esta generosa y variopinta oferta de objetos con algún guiño a la familia real y marcado simbolismo para los devotos de la institución, no se encuentran apenas, aún, recuerdos con la foto del nuevo rey, Carlos III.

En uno de los habituales comercios atiborrados de artilugios reales de recuerdo en la céntrica plaza de Trafalgar, uno de los dependientes reconoce a Efe que las ventas de estos productos con la soberana como gancho comercial se han disparado tras su fallecimiento, como también lo han hecho los precios.

“Estas ‘reinas bailarinas’, por ejemplo -comenta el hombre apuntando a unas pizpiretas muñequitas de Isabel II que se contonean y que vienen en varios colores- se han vuelto muy populares”. Su nuevo precio: 6.99 libras (160 pesos mexicanos), “unas dos libras más” que antes del deceso real.

Los bolígrafos adornados con una corona imperial en tonos dorados se adquieren, en esa tienda, por 7.99 libras (183 pesos) y las banderas con el rostro de Isabel II sonriendo -uno de los artículos estrella por excelencia- se venden nada menos que a 9 libras (207 pesos).

En otro de esos vistosos puestos ambulantes llenos de recuerdos patrios, en la concurrida área comercial de Oxford Street, Adriano, un dependiente brasileño, reconoce el “salto” experimentado en el coste de su mercancía ante el reciente furor por la Monarquía británica.

Esta taza cuesta ahora 12 libras (276 pesos) y su precio anterior eran 7 (161 pesos) y esa bandera (con el rostro de Isabel II) vale 5 libras (115 pesos) -cuando apenas hace unos días la tenías por 3 (69 pesos)”, dice a Efe.

Tampoco aquí se ve por ningún lado -todavía- ningún artículo de recuerdo del Reino Unido que indique que ha quedado inaugurado un nuevo reinado: “Aún no tenemos nada de Carlos III”, admite.

Tomar café y alojarse en un hotel también sale más caro

El renovado interés por la figura de Isabel II y el final de su largo reinado no solo se refleja en el coste de estos objetos. Tomarse un café en un establecimiento cercano a alguno de los eventos organizados con motivo de su muerte también sale más caro estos días, al igual que las reservas hoteleras.

Según observan esta semana expertos del sector de viaje a medios locales, algunos hoteles de Londres han aprovechado la coyuntura para elevar notablemente el precio de sus habitaciones en algunos casos en más de un 300 %, alcanzando picos no vistos desde la celebración de los Juegos Olímpicos en 2012.

Se espera que desde hoy, cuando ha quedado abierta la capilla ardiente con el féretro de Isabel II en el Palacio de Westminster -Parlamento británico- y durante los próximos cuatro días, serán cientos de miles las personas que se desplazarán al país para estar en alguno de los actos programados.

Según la web de viajes Triago, el precio promedio por habitación en un hotel de Londres para este fin de semana es un 30 % más elevado que durante el mismo periodo en 2019 y casi un 40 % mayor que en 2021, cuando este sector aún estaba tocado por la pandemia.

Algunos de los portales online de reservas hoteleras más populares también han hinchado sus tarifas en algunos casos doblando y triplicando sus precios por noche.

La tarifa por noche de uno de los hoteles más cercanos a la Abadía de Westminster, el Park Plaza County Hall, oferta una habitación para el próximo domingo a mil 299 libras (30 mil pesos) la noche, frente a las 269 libras (6 mil 193 pesos) que costaría hospedarse en el mismo tipo de habitación una semana después.

Otros hoteles del centro, como el lujoso Corinthia, a solo un paseo del palacio de Buckingham, ya está completo para los próximos domingo y lunes, la víspera y el día del funeral de Isabel II.

Con información de EFE, por Patricia Rodríguez