Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

La mitad de los restaurantes de Nueva York podría cerrar por pandemia de COVID-19

La mitad de los restaurantes de Nueva York podría cerrar por pandemia de COVID-19 - Atención de comensales en restaurante de Nueva York. Foto de EFE
Atención de comensales en restaurante de Nueva York. Foto de EFE

Un estudio publicado por el Ayuntamiento de Nueva York señaló que la pandemia ha dejado sin trabajo a 143 mil personas del sector restaurantero

La mitad de los bares y restaurantes de la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, que antes del COVID-19 contaba con 23 mil 650 locales, podrían cerrar en los próximos doce meses como consecuencia de la pandemia, que ya ha forzado la clausura de muchos de ellos y que ha dejado en la calle a 143 mil de las 317 mil 800 personas que emplea el sector, advirtió hoy un estudio publicado por el Ayuntamiento de la Gran Manzana.

“La industria se enfrenta a grandes desafíos en el mejor de los casos y muchos restaurantes operan con márgenes estrechos. Ahora afrontan una convulsión sin precedentes que puede hacer que muchos establecimientos cierren para siempre”, aseguró este jueves el interventor general de estado, Thomas DiNapoli, en la presentación del informe.

Antes de la pandemia, los 23 mil 650 establecimientos extendidos por toda la ciudad, además de proveer 317 mil 800 trabajos, aportaban 10 mil 700 millones de dólares en salarios y 27 mil millones de dólares en impuestos.

 

Comensales en restaurante de NY. Foto de EFE

 

Según DiNapoli, en el peor momento de la crisis, el pasado abril, cuando la ciudad se convirtió en el epicentro mundial de la pandemia, el número de empleados en el sector se redujo a 91 mil.

A finales de marzo, las autoridades forzaron el cierre de toda actividad que no fuera indispensable y solo permitieron a los restaurantes y bares la entrega de comida para llevar o el envío a domicilio.

Con la reapertura económica, que arrancó en junio, primero se aprobó que los negocios de la restauración abrieran terrazas, una medida a la que, según DiNapolo, se adscribieron el 44 por ciento de los restaurantes, que, desde este miércoles, pueden reabrir sus salones interiores pero con un aforo reducido del 25 por ciento.

DiNapoli apuntó que como consecuencia de la reducción dramática de los ingresos entre marzo y mayo, la recaudación de impuestos con los que se grava al sector cayó un 71 por ciento comparado con el mismo periodo del año anterior.

Dada esta situación, la Alianza de Restauradores de Nueva York informó que el 87 por ciento de los restaurantes podrían no haber sido capaces de pagar parte o la totalidad del alquiler de agosto.

“Varias estimaciones proyectan que en los próximos seis meses a un año, de un tercio a la mitad de los restaurantes y bares de la ciudad que existían antes de la pandemia podrían cerrar permanentemente. Si cierran un tercio de ellos, la ciudad perdería casi 8 mil establecimientos de la industria y 106 mil puestos de trabajo”, apunta la nota.

Las comunidades migrante y latinoamericana, las más perjudicadas

El cierre de los negocios de este sector ha afectado sobre todo a la comunidad latinoamericana de la ciudad ya que el 44 por ciento de los trabajadores de la restauración son hispanos, frente al 21 por ciento blancos, el 20 por ciento asiáticos, al 13 por ciento negros y afroamericanos y al 2 por ciento de otros orígenes.

Asimismo, según el informe, 60 por ciento de las personas que trabajan en este sector, que ofrece unos ingresos medios anuales de entorno a los 30 mil 500 dólares, son indocumentados. Un porcentaje muy por encima de la media en todos los sectores, donde el 45 por ciento de los empleados son migrantes.

Por barrios, la mayoría de restaurantes están ubicados en Manhattan, donde en 2019 trabajaban 192 mil 500 personas en dicho sector, frente las 51 mil 700 empleadas en Brooklyn, las 49 mil 100 en Queens, los 15 mil 900 en el Bronx y los 8 mil 500 empleos que la hostelería tenía en Staten Island.

En contraste, estos trabajadores se desplazaba principalmente de barrios de mayoría emigrante y latinoamericana como Jackson Hights, Elmhurst y Corona, los tres situados en Queens y los tres los más golpeados por el coronavirus en la ciudad.

Con información de EFE

coronaviruscovid-19Nueva Yorkpandemiarestaurantes
Menú de accesibilidad