La historia del niño que nació sin voz y ahora es capaz de decir 10 palabras

La historia del niño que nació sin voz y ahora es capaz de decir 10 palabras

Grant Hasse nació con disfunción en pulmones y sin cuerdas vocales está superando sus padecimientos y ya logra decir sus primeras palabras

Grant Hasse es un niño que nació con dos condiciones muy extrañas. Mientras una suponía un riesgo para él, otro fue el que le dejó sin voz.

Pero, para sorpresa de todos, Grant, de casi 4 años, puede hablar.

A su corta edad, ha pasado 40 ocasiones por el quirófano. Entre ellas, ha superado de manera satisfactoria una innovadora operación que consiste en la creación de un nuevo aparato fonador.

Foto de AP.

Los médicos que atendieron previamente el nacimiento de Grant lograron descubrir que el niño tenía las vías respiratorias superiores completamente bloqueadas por un cartílago. Este problema suponía que si el niño nacía en esas condiciones, sería incapaz de respirar, e incluso con una pronta intervención, las posibilidades de supervivencia eran muy bajas, según los médicos.

Por lo inusual y las pocas probabilidades de vida, solo alrededor de 50 personas que han nacido con esta condición en todo el mundo han sobrevivido.

Lo que ayudó a salvar su vida fue una operación donde insertó un tuvo para respirar cuando estaba aún en el vientre materno.

Grant Hasse. Foto de AP.

El niño, que vive en Clinton Township, cercano a la ciudad de Michigan, en Estados Unidos, es el primogénito de Andrea Hasse, una directora de una escuela, y de Tadd, un carpintero.

El niño nació por cesárea a la semana 27 pesando menos de tres libras (1.36 kilogramos). Al nacer, el neonato pasó los primeros cuatro veces de su vida en el hospital antes de ser llevado a casa.

Foto de AP.

Cuando el niño cumplía un año, durante una operación en su garganta, los doctores notaron que enfrentaban otro mal: una laringe no desarrollada y sin cuerdas vocales.

Sus médicos habían reconstruido previamente las vías respiratorias en los bebés prematuros, cuyos cuadros presentaban severos daños en la laringe producto de un proceso de intubación. Así que decidieron ir un paso más allá y remodelar una laringe y cuerdas vocales para Grant, usando el tejido del mismo niño.

El Dr. Glenn fue el encargado de hacer la difícil operación. Foto de AP.

Para ello se ocuparon dos principales operaciones, siendo la última en julio de 2014. El cirujano creó dos estructuras de cordón de músculo cercano, y empleó un injerto en la costilla para separarlos, lo que ha permitido que estas cuerdas vibren como cuerdas vocales reales para crear sonido.

Así, Grant pasó a manos de un logopeda, quien se encargó de ayudarle al menor a utilizar sus labios para crear sonidos. Gracias a ello, ahora puede decir más de una decena de palabras, que incluyen a “mamá”, y “papá”, así como “Peppa”, el nombre de la cerdita de su caricatura favorita.

El apoyo que ha recibido el niño han hecho que su capacidad de aprendizaje también mejore notablemente, y pueda ya decir algunas palabras. Foto de AP.

La extensa cirugía para rediseñar el aparato fonador es novedosa y el hecho de que las cuerdas vocales estén funcionando “es impresionante”, dijo el doctor Jonathan Ida, especialista en vías respiratorias del hospital infantil Lurie en Chicago, quien no participó en la operación de Grant, de la que este sábado harán 4 años.

Con información de Daily Mail

Pulmones

Menú de accesibilidad