La derecha domina en Madrid y el independentismo catalán gana en Barcelona

La derecha domina en Madrid y el independentismo catalán gana en Barcelona - Foto de AFP
Foto de AFP

Por primera vez en la historia reciente unas elecciones municipales en Barcelona mientras que la derecha y la ultraderecha relevarán en Madrid

Un candidato independentista catalán ganó por primera vez en la historia reciente unas elecciones municipales en Barcelona mientras que la derecha y la ultraderecha relevarán en Madrid a la actual alcaldesa de izquierdas Manuela Carmena, aunque ésta fue la más votada.

Ninguna de las dos mujeres de izquierdas que en los comicios municipales de 2015 alcanzaron la alcaldía de las dos ciudades más pobladas de España, Carmena en Madrid y Ada Colau en Barcelona, podrán continuar su mandato según los resultados de este domingo.

En la capital, aunque la exjueza de 75 años quedó primera con un 31 por ciento de los votos, los partidos de derecha y ultraderecha, Partido Popular, Ciudadanos y Vox, obtuvieron la mayoría absoluta en el pleno municipal (30 de 57).

“Sabemos que no vamos a poder gobernar y, por tanto, yo no voy a seguir siendo alcaldesa”, concedió Carmena, que en 2015 había puesto fin a 24 años de gobiernos del Partido Popular en la capital española.

Ahora los conservadores podrán recuperar la ciudad con su candidato José Luis Martínez-Almeida si cierran un pacto con Ciudadanos y Vox.

Carmena y Ada Colau, antigua activista antidesahucios, fueron los principales exponentes del auge de la izquierda radical de Podemos pero en los últimos tiempos se habían distanciado de esta formación en fuerte declive.

En la ciudad catalana, la segunda más poblada de España, Colau tampoco pudo mantener la alcaldía, sobrepasada por el veterano candidato Ernest Maragall, de 76 años, de la formación independentista Izquierda Republicana (ERC).

“Lo hemos conseguido: Barcelona tendrá un alcalde republicano”, celebró el ganador, hermano del carismático Pasqual Maragall, alcalde de la ciudad entre 1982 y 1997 cuando acogió los Juegos Olímpicos de 1992.

En una batalla muy ajustada, ambos candidatos empataron con 10 concejales cada uno de los 41 del pleno municipal pero el independentista obtuvo 5 mil votos más y tiene todos los números para gobernar la ciudad.

En estos comicios también competía el antiguo primer ministro francés Manuel Valls, que buscó en su ciudad natal una nueva carrera política tras el fracaso de sus aspiraciones presidenciales en Francia.

Sin embargo, su candidatura quedó como cuarta fuerza con solo 6 concejales y un 13.22 por ciento de los votos. “Está lejos, muy lejos de nuestras expectativas”, reconoció.

Con información de AFP

barcelonaeleccionesmadridultraderecha