Jurado de Minnesota rechaza violación a derechos civiles en caso de farmacéutico que se negó a vender una píldora anticonceptiva
Pastillas. Foto de HalGatewood.com / Unsplash

Un jurado de Minnesota, en Estados Unidos, consideró este viernes que no hubo ninguna violación de derechos civiles en el caso de un farmacéutico que se escudó en sus creencias religiosas para no vender la píldora anticonceptiva a una mujer que iba con receta.

Aún así, el jurado vio que sí se le infligió un daño emocional y la mujer recibirá una indemnización de 25 mil dólares.

La demandante Andrea Anderson presentó una querella civil contra el farmacéutico George Badeaux en 2019 después de que tuviera que hacer un viaje de ida y vuelta de más de 100 millas (casi 161 kilómetros) para comprar la llamada píldora del día después, ante la negativa de este boticario a venderle ese medicamento.

En aquel momento, la farmacia de Anderson era la única en McGregor, la localidad donde reside Anderson, una madre de cinco hijos que tuvo que recurrir a la píldora anticonceptiva después de que el preservativo de su pareja se rompiera durante el acto sexual.

Sin embargo, Badeaux, que ha trabajado en ese establecimiento durante cuatro décadas y que es un predicador local, rechazó darle el medicamento, al alegar que esto violaría sus “creencias“, de acuerdo con documentos judiciales.

“Badeux le informó que habría otro farmacéutico trabajando al día siguiente que podría estar dispuesto a darle la medicación, pero que no le podía garantizar que le ayudaría”, indican los escritos judiciales difundidos por la prensa local.

El boticario también advirtió a la mujer que no fuera a otra farmacia situada en un pueblo próximo y no le quiso decir en qué otros lugares podría intentarlo.

Anderson anunció que apelará el veredicto del jurado ante la Corte de Apelaciones de Minnesota.

En un comunicado publicado por medios locales, Anderson señaló que no todo el mundo tiene la capacidad de viajar cientos de millas para lograr el medicamento que le recetaron.

Pese a que este caso se remonta a 2019, el veredicto se conoce en un momento de especial relevancia en EE.UU. en el campo de los derechos reproductivos, después de que el Tribunal Supremo del país revocara las garantías legales al aborto.

Con información de EFE