Japón todavía ve a Corea del Norte como una amenaza

Japón todavía ve a Corea del Norte como una amenaza - misiles corea del norte
Foto de EFE

Japón aseguró que Corea del Norte sigue teniendo las mismas capacidades nucleares y de misiles, por lo que sigue representando un peligro

Japón considera que Corea del Norte sigue representando una “seria e inminente amenaza” para su seguridad puesto que sus capacidades nucleares y de misiles continúan intactas, según el libro blanco de Defensa adoptado hoy por Tokio.

El país vecino aún supone la principal preocupación en materia de seguridad para Japón a pesar de la fase de distensión en la península coreana y de que el régimen de Pionyang “ha expresado repetidamente su compromiso” para desnuclearizarse, según consta en el informe anual de Defensa publicado por el Ejecutivo nipón.

El documento destaca que no ha habido “ningún cambio esencial en las capacidades nucleares y de misiles” del Norte pese a que el régimen anunció la suspensión de sus ensayos con misiles balísticos intercontinentales y el desmantelamiento de algunas de sus instalaciones para testar proyectiles y armas atómicas.

Según el libro blanco, Pionyang ya puede miniaturizar cabezas nucleares para montarlas en misiles balísiticos y tiene desplegados “varios cientos” de proyectiles de este tipo “capaces de alcanzar cualquier parte” de su territorio, además de contar con submarinos y lanzaderas móviles capaces de ejecutar ataques sorpresa.

Japón, por tanto, destaca la necesidad de “seguir vigilando de cerca qué tipo de acciones concretas emprende Corea del Norte hacia el desmantelamiento de sus armas nucleares y misiles”.

El documento también señala a Pekín como una “seria preocupación de seguridad” debido a la “expansión e intensificación” de sus actividades aéreas y marítimas en el mar de China Meridional.

Tokio, como es habitual en sus alusiones al gigante asiático, le acusa de emprender “intentos unilaterales y coercitivos para alterar el status quo basados en sus propias reivindicaciones, que son incompatibles con el orden internacional”.

Japón mantiene una disputa con China por la soberanía de las islas Senkaku (Diaoyu en chino), administradas por Tokio pero reclamadas por Pekín, y la tensión entre ambos se incrementó a raíz de la construcción de islas artificiales e instalaciones militares por parte del gigante asiático en el mar de China Meridional.

El libro blanco también reitera la reclamación de Japón sobre la soberanía de los islotes de Dokdo (a los que Tokio llama Takeshima), bajo control surcoreano, y expresa la preocupación del Gobierno por las actividades militares rusas en las islas Kuriles del sur, dominadas por Moscú desde finales de la Segunda Guerra Mundial.

Asimismo, el documento sitúa a Corea del Sur por detrás de otros aliados clave en la región como India, Australia o ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), lo que refleja el profundo deterioro de las relaciones bilaterales con Seúl por cuestiones históricas, y que ha derivado también en roces comerciales y la cancelación de un acuerdo en materia de seguridad.

Con información de EFE

armas nuclearesataquecorea del nortejaponmisilespeligro

Menú de accesibilidad