Inglaterra pide no comprar más de lo necesario por COVID-19
El ministro británico de Medio Ambiente y Alimentos, George Eustice, pidió a la gente que sea "responsable" y piense en los demás. Foto de EFE

El Gobierno británico pidió este sábado a la población que sea responsable y no compre más alimentos de los necesarios, después de que en los supermercados se hayan visto estanterías vacías a raíz de la epidemia del COVID-19.

Las autoridades británicas mantuvieron hoy reuniones con representantes de las cadenas de supermercados para asegurar el suministro de alimentos y evitar el “compras de pánico” de cara al aumento de los casos del nuevo coronavirus y el aislamiento de la población como manera de contener la propagación del virus.

El ministro británico de Medio Ambiente y Alimentos, George Eustice, pidió a la gente que sea “responsable” y piense en los demás.

“Reconocemos que estos son momentos de desafío y hay muchas cosas que el Gobierno está pidiendo al país mientras trabajamos juntos para luchar contra la pandemia. Sed responsables cuando compréis y pensad en otros. Comprar más de lo que necesitáis significa que otros se quedan sin comida”, afirmó Eustice en la rueda de prensa diaria sobre el coronavirus en Downing Street, residencia y despacho del primer ministro.

Los supermercados contratan más personal y camioneros 

Los supermercados han tenido que contratar más personal y conductores de camiones para abastecer sus establecimientos con alimentos y artículos de primera necesidad, después de un espectacular incremento de las ventas, algo no visto ni siquiera en las semanas previas a las fiestas navideñas.

El Gobierno se ha visto obligado a hacer esta petición tras divulgarse el vídeo de una enfermera llorando porque había ido a hacer la compra al final de una jornada de trabajo atendiendo a enfermos del coronavirus y no había encontrado nada.

El director médico del Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés), Stephen Powis, se refirió a este vídeo en la rueda de prensa y dijo que la gente debería avergonzarse al enterarse de que esta enfermera no tuvo comida después de trabajar durante 48 horas.

“Sinceramente, todos deberíamos sentir vergüenza de que esto pasara. Es inaceptable. Esta es la gente que todos vamos a necesitar, tal vez para que nos cuide a nosotros o a nuestros seres queridos en las próximas semanas”, afirmó Powis.

Agregó que es vital que la gente no acumule comida, que “no compre de manera egoísta” y que los trabajadores de la sanidad puedan “tener acceso a lo que necesitan también”.

El ministro resaltó que “los productores de alimentos han respondido incrementando la producción en un 50 %, así que no hay riesgo de que falte comida” y agregó: “El desafío que tenemos es hacer llegar la comida a las estanterías”.

Los restaurantes y bares permanecen cerrados

Los restaurantes, bares, gimnasios, cafeterías, cines y teatros permanecen hoy cerrados, después de que el Gobierno pidiese ayer su clausura hasta nuevo aviso para contener la extensión del COVID-19, antes de que los casos del virus lleguen a su punto más alto en las próximas semanas, como estiman las autoridades sanitarias.

El Gobierno hizo esta petición al observarse que mucha gente no estaba cumpliendo con la recomendación de no acudir a bares y restaurantes.

Los colegios cerraron ayer hasta nuevo aviso y las escuelas solo recibirán a los hijos de los trabajadores considerados vitales para hacer frente a la pandemia, como enfermeros y médicos.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias han contabilizado 3.983 casos confirmados de coronavirus y 177 muertos en el Reino Unido, mientras que algunos expertos estiman que el pico de contagiados se producirá a finales de abril.

Con servicios de metro y de autobús reducidos, la ausencia de gente en las calles del centro de Londres es notable, así como en los barrios de los alrededores de la ciudad.

Con información de EFE