Inculpan a candidato presidencial francés por corrupción

Francois Fillon, quien el mes pasado anunció que dimitiría si era inculpado, consideró que su caso es un “asesinato político” contra él


Netlog

El candidato presidencial de la derecha francesa, el exprimer ministro Francois Fillon, anunció este miércoles su inculpación en un escándalo de corrupción laboral pero aseveró que pese a ello mantendrá su candidatura a las elecciones presidenciales de la próxima primavera.

“Mi abogado ha sido informado de que seré convocado el 15 de marzo para ser inculpado”, declaró Fillon este miércoles en una multitudinaria rueda de prensa convocada de urgencia luego de cancelar por unas horas su campaña electoral.

El exjefe de gobierno, quien el mes pasado anunció que dimitiría si era inculpado, consideró que su caso es un “asesinato político” contra él y contra las “elecciones presidenciales” y afirmó que mantendrá su candidatura.

“Iré a la convocatoria de los jueces. Les diré mi verdad que es la verdad. No cederé, no me rendiré, no me retiraré. Iré hasta el final”, aseveró Fillon durante su intervención en la que numerosos analistas pensaron que anunciaría la retirada de su candidatura.

Fillon, quien fue primer ministro del expresidente Nicolas Sarkozy durante su mandato entre 2007 y 2012, recibió una convocatoria judicial por haber contratado presuntamente de manera ficticia a su esposa y a dos de sus hijos como sus asistentes en la cámara de diputados y en el Senado francés.

 

Foto de AP

El candidato de la derecha, quien fue elegido en unas primarias en noviembre pasado, era favorito hasta principios de febrero a convertirse en el próximo presidente de Francia de acuerdo a todas las encuestas.

Pero sus intenciones de voto se desmoronaron luego de que la prensa francesa destapara que Fillon contrató presuntamente de manera ficticia a su esposa y probablemente a dos de sus hijos.

De acuerdo al semanario “Le Canard Enchaine”, que develó el escándalo, Fillon tuvo a su esposa como su asistente parlamentaria durante 15 años por un monto salarial de más de 900 mil dólares.

Asimismo, cuando era senador, contrató a dos de sus hijos como abogados antes de que terminaran sus estudios por una cifra muy superior al habitual.

Un registro de la policía en el parlamento francés demostró que su esposa no tuvo nunca contrato, ni gafete, ni dirección de correo electrónico en el parlamento galo.

Fillon pidió “perdón” por lo sucedido en una reciente rueda de prensa aunque subrayó que lo que hizo fue “legal” y ha acusado al gobierno socialista de estar detrás de las acusaciones lanzadas contra él.

Hoy afirmó que en la investigación abierta contra él “todo fue hecho exclusivamente para inculparme”, incluido “el reporte policial” de su caso.

“No he sido tratado como un justiciable como los otros. El estado de derecho ha estado sistemáticamente violado”, subrayó Fillon al afirmar que será “el sufragio universal y no un proceso judicial” el que decida si será o no presidente de Francia.

Redacción