Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Incremento en número de muertes pone en duda bajas cifras de víctimas por COVID-19 en Sudáfrica

Incremento en número de muertes pone en duda bajas cifras de víctimas por COVID-19 en Sudáfrica - Foto de EFE
Foto de EFE

El incremento en el número de muertes en Sudáfrica generó dudas sobre las bajas cifras de mortalidad oficiales de la pandemia de COVID-19

El registro de unas 17 mil muertes más de lo previsto en Sudáfrica en los últimos dos meses y medio suscitó este jueves gran preocupación en la nación austral africana, uno de los grandes epicentros mundiales de COVID-19, al generar dudas sobre las bajas cifras de mortalidad oficiales de la pandemia.

De acuerdo a los recuentos del gobierno del presidente Cyril Ramaphosa, la pandemia acumula hasta la fecha 5 mil 940 muertes entre 394 mil 948 casos diagnosticados. Ello supone una tasa de letalidad del coronavirus del 1.5 por ciento, una cifra notablemente inferior a la media global, que ronda el 4 por ciento.

Ese dato, dentro del sombrío panorama general, había sido frecuentemente destacado por las autoridades sudafricanas como una buena noticia, si bien en las últimas semanas la mortalidad venía aumentando y ayer mismo Sudáfrica batió su récord de muertes diarias al registrar 572 fallecidos.

A última hora de este miércoles, el Consejo Sudafricano de Investigación Médica (SAMRC, siglas en inglés) difundió un informe que alerta de que, entre el 6 de mayo y el 14 de julio, el país registró 17 mil muertes más de la media que es normal en esta época.

“Hubo un 60 por ciento más de muertes (en esas semanas) por causas naturales de lo que se habría esperado en base a los datos históricos“, apunta el estudio.

Según la profesora Debbie Bradshaw, científica jefa de SAMRC y coautora del informe, el momento y el patrón geográfico deja poco margen de dudas a que esta brusca disparidad de las tendencias está asociada con el COVID-19, pese a los registros oficiales de muertes mucho más bajos.

“Los informes semanales de muertes han revelado una enorme discrepancia entre las muertes confirmadas en el país por COVID-19 y los números de excesos de muertes naturales”, subraya Bradshaw.

Las cifras de exceso de muertes han sido un factor considerado en numerosos países para añadir luz sobre los posibles efectos reales de la pandemia de COVID-19, dadas las dificultades con las estadísticas oficiales.

Consultado este jueves por el informe, el ministro de Sanidad sudafricano, Zweli Mkhize, argumentó que “en todos los países con COVID-19 se está viendo esto”, en referencia a la disparidad entre las cifras generales de exceso de muertes y el conteo de fallecimientos por coronavirus ofrecido por los distintos gobiernos.

A día de hoy, Sudáfrica es ya el quinto país del mundo con más casos totales acumulados y activos, solo superado por Estados Unidos, Brasil, India y Rusia.

La nación austral acumula, de hecho, más de la mitad del total de contagios de COVID-19 registrados en todo el continente africano, pese a no suponer ni el 5 por ciento de su población total.

Con información de EFE

coronaviruscovid-19exceso de muertesmuertessudáfrica
Menú de accesibilidad