Huracán Julia causa destrucción en Nicaragua y deja dos heridos en San Andrés
Ayuda humanitaria en Nicaragua por huracán Julia. Foto de @SINAPREDnic

El huracán Julia causó destrucción al impactar la costa Caribe de Nicaragua la madrugada de este domingo, en categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, aunque todavía no se registran víctimas.

Los vientos de 140 kilómetros por hora desprendieron techos de viviendas, tumbaron árboles, desprendieron cables eléctricos y dejaron sin energía eléctrica algunas zonas costeras, mientras que las lluvias causaron inundaciones en algunos sectores, informaron las autoridades locales.

Huracán Julia causa destrucción en Nicaragua y deja dos heridos en San Andrés - ciclon-julia
Ciclón Julia. Foto de NOAA / GOES

Julia, que impactó cerca de la Laguna de Perlas a la 1.15 h local, no se degradó inmediatamente después de ingresar a tierra, tal como esperaba el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), a pesar de que sus vientos máximos sostenidos bajaron a 140 kilómetros por hora.

Desde el impacto de Julia, las comunicaciones entre la costa Caribe y el resto de Nicaragua han presentado problemas.

Los informes sobre los efectos de Julia en dicha zona son limitados, ya que se trata de una región con múltiples comunidades que permanecen aisladas incluso en tiempos normales.

El alcalde de Bluefields, Gustavo Castro, informó que fue necesario activar al menos tres centros de albergue, debido a los efectos del ciclón en dicha ciudad, la principal ciudad costera del sureste de Nicaragua.

Previamente, la noche del sábado, el huracán Julia dejó dos lesionados y daños “leves” en viviendas e infraestructuras en la isla colombiana de San Andrés, informó la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

El director general de la UNGRD, Javier Pava, indicó que además de los heridos se han reportado 2 viviendas destruidas y 101 averiadas, así como la caída de árboles en la isla, la principal del archipiélago caribeño de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Por el momento, “se mantiene la condición de alerta de advertencia mientras termina de pasar la influencia” del huracán, detalló el funcionario en un mensaje de Twitter en el que también celebró que “los daños leves no solo se deben a la menor categoría del huracán sino a las medidas de prevención adoptadas”.

“Quienes sufrieron daños van a recibir el apoyo del Gobierno”, indicó.

En este sentido, el presidente colombiano, Gustavo Petro, también se hizo eco este domingo de los daños informados por la UNGRD e indicó que “apenas se restablezcan las operaciones aéreas llegarán las ayudas”.

San Andrés y Providencia fueron duramente golpeados en 2020 por el huracán Iota, de categoría cinco, que destruyó prácticamente todas las infraestructuras de la segunda isla.

Con información de EFE