Judíos nunca más estarán indefensos como en Holocausto, asegura primer ministro de Israel
Judíos nunca más estarán indefensos como en Holocausto, asegura primer ministro de Israel. Foto de EFE

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, afirmó que los judíos nunca más estarán indefensos, en un acto con motivo del Día en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

“El pueblo judío nunca más quedará indefenso y desamparado como ocurrió en el Holocausto”, indicó el primer ministro en un acto en Jerusalén con el cuerpo de embajadores acreditados en Israel, donde viven unos 165 mil 800 supervivientes.

El Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto se conmemora cada 27 de enero para celebrar ese día de 1945 la liberación del campo de exterminio de Auschwitz de la Alemania nazi.

El ministro de Exteriores israelí, Yair Lapid, viajó a Austria para participar en un acto en Mauthausen, campo donde murió su abuelo; mientras que el presidente de la Knéset (Parlamento israelí), Mickey Levy, acudió a Berlín para pronunciar un insólito discurso, en hebreo y entre lágrimas, en el Bundestag (Parlamento alemán) en esta fecha señalada.

Israel es hoy hogar de unos 165 mil 800 sobrevivientes del Holocausto, según datos publicados esta semana por el Ministerio de Igualdad Social y Pensionistas, con una media de edad de 85 años, y el 60 por ciento son mujeres.

El 19 por ciento tienen más de 90 años y hay 950 sobrevivientes que superan en centenar.

El 64 por ciento provienen de Europa, fundamentalmente de la antigua Unión Soviética, Rumanía, Polonia, Bulgaria, Hungría y Rumanía; mientras que el otro 36 por ciento proviene de Oriente Medio y Magreb, sobre todo de Argelia, Túnez y de Bagdad, la capital iraquí.

Alrededor del 40 por ciento de los sobrevivientes habían emigrado a Israel en 1951, y más de un tercio en la última ola de inmigración en la década de los noventa desde la URSS.

En 2021 murieron en Israel 15 mil 324 sobrevivientes, un promedio diario de 42 muertes, muchas de las cuales se debieron al COVID-19.

La Fundación para el Bienestar de los Supervivientes del Holocausto publicó un informe que señala que una cuarta parte de ellos viven en la pobreza, algunos incluso en la miseria más absoluta, a pesar de que el Gobierno israelí entregue anualmente unos 1,28 millones de dólares en beneficios y subvenciones directas para ellos.

Con información de EFE