Grecia aceptaría la última oferta de sus acreedores

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, estaría dispuesto a aceptar la mayoría de las exigencias planteadas por los acreedores en su última oferta, lo que podría poner las bases para alcanzar un nuevo acuerdo con Atenas.

Un día después de que Grecia entró en moratoria, los medios destacaron que el jefe de Gobierno griego estaría dispuesto a aceptar la propuesta de reformas presentada el viernes pasado con la posibilidad de reestructurar la deuda griega.

Así se desprende del contenido de la carta enviada en la tarde del martes por el líder griego a las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional), y que el Eurogrupo analizará con detenimiento este miércoles.

“La República Helénica está preparada para aceptar este acuerdo (del 28 de junio) sujeta a las siguientes enmiendas, incorporaciones o aclaraciones, como parte de una extensión del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, que está cerca de expirar, y del Acuerdo de Crédito del Mecanismo de Estabilidad Financiera, para el cual se presentó hoy una solicitud”, expresó Tsipras en su misiva de dos páginas a las instituciones europeas y al FMI.

“Como notarán, nuestras enmiendas son concretas y respetan cabalmente la solidez y credibilidad del diseño del programa general”, escribió el líder griego.

La carta de Tsipras a las instituciones europeas y el FMI.
La carta de Tsipras a las instituciones europeas y el FMI.

Según el texto de la misiva obtenida por el diario británico Financial Times, la petición de Atenas es que esas condiciones sirvan de base a una extensión del segundo rescate -expirado en la medianoche del martes- que cubra al país hasta que entre en vigor un tercer programa.

De acuerdo a la solicitud griega, consistiría en 30 mil millones de euros en préstamos del fondo de rescate europeo (MEDE) durante los próximos dos años para atender el pago de la deuda, reveló el diario Ekathimerini.

Si esa petición griega es aceptada y se alcanza un acuerdo, el Gobierno griego cambiaría su posición ante el referéndum convocado el próximo domingo sobre esas mismas propuestas de los acreedores: defendería el voto del sí a la oferta, en lugar de pedir el no.

Sin embargo, la misiva -que tiene fecha del 30 de julio- llegó después de que los 19 ministros del Eurogrupo rechazaran el pedido de Tsipras por un tercer programa de ayuda a Grecia.

Incluso, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, dijo que la carta, además de llegar tarde, no ofrecía claridad y no era la base para negociaciones serias.

“Cualquier negociación sobre un programa nuevo tendría que empezar de cero con condiciones diferentes”, dijo Schaeuble durante una conferencia de prensa en Berlín.

La carta no hace mención a las privatizaciones que el gobierno de Tsipras detuvo cuando asumió el cargo y que siguen siendo tema de discordia.

Jubilados hacen fila en los bancos
Jubilados hacen fila en los bancos

Por otra parte, en Atenas, miles de pensionistas hicieron fila desde las primeras horas ante el millar de sucursales bancarias que abren sus puertas este miércoles para abonar parte de las pensiones a aquellos jubilados que no tienen tarjetas para usar en cajeros automáticos.

Los bancos cerraron desde el lunes pasado por la imposición del control de capitales, también conocido como “corralito”. Los bancos han abierto sólo para los jubilados y estarán cerrados para el resto del público hasta el próximo martes.

Los jubilados griegos están acudiendo a las sucursales de los cuatro bancos que les repartirán los 120 euros que les corresponden a cada uno para esta semana.

Este miércoles, Grecia se ha despertado en moratoria con el FMI al no haber desembolsado mil 700 millones de dólares que debía devolver en junio al organismo internacional.

Aparte, también expiró la pasada medianoche la prórroga del segundo rescate del país, con lo que, por primera vez en cinco años, Grecia solo cuenta con sus propios medios para afrontar todos sus pagos, desde las pensiones y salarios hasta los intereses de la deuda.

Redacción.