Florida en alerta por el repunte de contagios diarios por coronavirus
Florida en alerta por el repunte de contagios diarios por coronavirus. Foto de EFE

Tras semanas con un promedio inferior a 2 mil casos diarios de COVID-19 en Florida, las alarmas han saltado al registrarse para el período del 10 al 16 de diciembre 29 mil 568 nuevos contagios en el estado, una cifra muy superior a la pasada semana (13 mil 530 casos), y con la variante ómicron detectada ya en 39 estados de Estados Unidos.

Las cifras de nuevos casos se habían mantenido con cierta estabilidad este otoño y muy por debajo de los más de 21 mil diarios que se reportaron este verano, que alcanzó su punto máximo en agosto con más de 150 mil contagios semanales y una tasa de positividad superior al 20 por ciento.

Los contagios no dan tregua

Pero el incremento de contagios, con las celebraciones navideñas ya a la vuelta, ha sido constante durante toda esta semana, con 3 mil 36 casos el lunes, 4 mil 137 el martes y 6 mil 846 el miércoles, totales no vistos desde octubre pasado, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Y el jueves se contabilizaron 8 mil 785 nuevos casos, el más alto incremento diario desde el pasado 21 de septiembre.

La tasa de positividad en Florida para la semana del 10 al 16 de diciembre salta al 5.4 por ciento (2.6 por ciento la anterior), y se contabilizan 39 muertes, para un acumulado de 62 mil 220 fallecimientos a causa del COVID-19 desde su comienzo en marzo de 2020, según el informe semanal que divulga todos los viernes el Departamento de Salud del estado.

De acuerdo con los datos más recientes del Departamento de Salud de Florida, el estado contabiliza un total de 3 millones 739 mil 348 casos confirmados por coronavirus y el número de vacunados se sitúa en el 70 por ciento de la población.

Sin alcanzar todavía los niveles peligrosos del verano pasado, la presión hospitalaria sube lentamente de nuevo en Florida con mil 556 hospitalizados por la pandemia la semana pasada, frente a mil 389 de la anterior, y 278 pacientes en unidades de cuidados intensivos (245 la semana anterior), según datos divulgados el jueves por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

Pese al significativo aumento de nuevos casos de esta semana, el gobernador estatal, Ron DeSantis, dijo hoy que no tomará ninguna medida de cierre, al tiempo que anunció que pronto estará disponible un nuevo tratamiento con anticuerpos monoclonales de AstraZeneca para personas con problemas graves de salud o que sufren reacciones adversas a la vacuna.

Ómicron se extiende a gran velocidad

Ante la preocupación por esta nueva ola de contagios, la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, emitió este jueves una orden de emergencia para que los hospitales informen a diario del número de hospitalizaciones por el COVID-19, ingresados en unidades de cuidados intensivos y de la disponibilidad de camas.

La medida de Levine Cava se produce en momentos en que la variante ómicron se difunde con rapidez por Estados Unidos y las autoridades sanitarias piden a la población que vuelva al uso de mascarillas y retome las medidas sanitarias previas.

La rapidez con la que se extiende esta variante es tal que, en Miami-Dade, cerca del 80 por ciento de los nuevos contagios de las últimas dos semanas se deben a la ómicron, según David Andrews, patólogo de la Universidad de Miami (UM), recogió hoy el canal Local 10.

De hecho, la directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, puso hoy el foco en que ómicron será la variante del coronavirus predominante en las próximas semanas en Estados Unidos.

Estados Unidos es el país más golpeado por la pandemia, con algo más de 805 mil fallecidos y 50.6 millones de contagios desde marzo de 2020, según la página digital sobre el coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

Con información de EFE