Europa afronta con nuevas restricciones alza de contagios por ómicron
Atención de paciente COVID-19 en hospital de Italia. Foto de EFE

Los casos de COVID-19 en el mundo registran una importante alza impulsados por la variante ómicron, siendo Europa el continente más afectado.

“Presión considerable” en hospitales de Reino Unido

El primer ministro Boris Johnson admitió que los hospitales de Reino Unido afrontarán una presión “considerable” en las próximas semanas debido al aumento de los contagios por la variante ómicron del coronavirus, pero insistió en que las restricciones actuales en Inglaterra son suficientes para superar esta ola.

Cuatro hospitales del condado inglés de Lincolnshire se han declarado en situación de emergencia y limitado algunos servicios debido a una escasez de personal provocada por contagios de COVID-19, de acuerdo con la BBC.

También el sector de la hostelería y el comercio minorista afrontan numerosas bajas debido a los confinamientos por el virus y advierten que muchos establecimientos podrían tener que cerrar.

Francia aumenta restricciones

Francia inicia este lunes la aplicación de mayores restricciones sociales para frenar el avance de la variante ómicron del coronavirus, mientras que la Asamblea Nacional comienza a debatir la introducción a mediados de mes del pasaporte de vacunas.

En los colegios el rastreo de casos se endurecerá para los contactos estrechos de positivos. Las aulas no se cerrarán cuando haya tres casos, sino que los alumnos deberán realizar tres tests en un intervalo de cuatro días para comprobar la evolución.

Para los niños del país, las mascarillas serán obligatorias desde los 6 años, en lugar de 11, como venía ocurriendo. Esto afectará a las escuelas, transportes y numerosos lugares públicos.

A estas medidas, que pretenden no paralizar la actividad económica ante los más de 200 mil casos diarios que se registran desde hace una semana en Francia, se suman además prohibiciones sociales.

En bares y restaurantes solo se podrá consumir sentado durante al menos tres semanas, mientras que las grandes concentraciones de público quedan reducidas a dos mil en interior y cinco mil en exterior.

Además, se ha prohibido comer y beber en el transporte público, lo que incluye trayectos de largo recorrido, como trenes y aviones.

Suben casos de COVID-19 en Alemania

La incidencia sube por quinto día consecutivo en Alemania, donde comienza el regreso escalonado a las aulas mientras se mantiene la preocupación ante el avance de la variante ómicron.

La incidencia acumulada se sitúa en Alemania en 232.4 nuevos contagios por cada 100 mil habitantes en siete días, frente a 222.7 el día anterior y también hace una semana y 439.2 hace un mes en plena cuarta ola de la pandemia.

Las autoridades sanitarias notificaron 18 mil 518 nuevas infecciones en 24 horas y 68 muertos con o por COVID-19, frente a 13 mil 908 y 69 hace una semana, mientras la cifra de casos activos ronda los 617 mil 100, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada madrugada.

Pico de casos en Italia, a finales de enero

La curva de contagios de coronavirus alcanzará su pico “a finales de enero” en Italia, que el pasado viernes registró la cifra récord de 144 mil 243 nuevos casos, sostuvo el director del departamento de enfermedades infecciosas del hospital Sacco de Milano, Massimo Galli.

El aumento de contagios, impulsados por la rapidez de la difusión de la variante ómicron, se seguirá viendo en los próximos días, cuando se vuelva a la cifra de pruebas de los últimos días y que superaba el millón, y alcanzará su pico a finales de mes, explicó el virólogo italiano en una entrevista a la radio pública italiana.

En esta línea, el presidente de la fundación sanitaria Gimbe, Nino Cartabellotta, subrayó que “ante esta tasa de crecimiento de casos se corre el riesgo de saturar los hospitales porque se puede llegar a los dos millones de positivos”.

Con información de EFE