Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Europa afronta con restricciones variadas el embate de tercera ola de COVID-19

Europa afronta con restricciones variadas el embate de tercera ola de COVID-19 - Foto de EFE
Foto de EFE

Las medidas para frenar el COVID-19 difieren en la mayoría de los países europeos y también entre sus regiones

Las medidas para frenar el COVID-19 difieren en la mayoría de los países europeos y también entre sus regiones, de modo que mientras Alemania mantiene cerrada la vida pública con una incidencia acumulada de 68 casos, en otros países hay territorios como Madrid que permiten celebrar conciertos y abrir restaurantes con una incidencia de 711 casos.

Alemania

Alemania ha decidido prolongar hasta el 7 de marzo la mayoría de las restricciones vigentes, pese a una significativa caída en los últimos 15 días de la incidencia acumulada en siete días, que se sitúa ahora en los 62.2 nuevos casos por cada 100 mil habitantes.

El ocio, la cultura, la restauración y el comercio no esencial permanecerán cerrados al menos hasta entonces, mientras que las peluquerías podrán abrir desde el 1 de marzo y los colegios, dependiendo de lo que decida cada estado federado, a partir del 22 de febrero, aunque empezando por primaria, de forma gradual, y en formatos reducidos.

Portugal

La incidencia acumulada de Portugal durante los últimos 14 días es de mil 190 casos por 100 mil habitantes, según datos actualizados este jueves por el Centro Europeo de Control de Enfermedades. Desde que comenzó la pandemia, el país, de diez millones de habitantes, suma un total de 14 mil 885 muertes y 778 mil 369 contagios.

Actualmente está vigente un confinamiento que comenzó el 15 de enero y que se extenderá hasta mitad de marzo para tratar de aplacar la tercera ola. En ese confinamiento permanecen cerradas las escuelas y restaurantes (que solo pueden trabajar para entregas a domicilio), así como toda actividad cultural. Solo está permitido salir para trabajar, ir al supermercado, a citas médicas, dar paseos cortos cerca del domicilio o hacer deporte al aire libre. El estado de emergencia está vigente hasta el 1 de marzo.

Italia

Italia aplica a las regiones tres niveles de riesgo definidos con los colores amarillo, naranja y rojo, y cada uno de ellos con sus propias restricciones. Actualmente siete regiones están en zona amarilla, cuatro en naranja y ninguna en rojo aunque sí que se han aislado algunas zonas de Umbria. En la “zona amarilla”, la que cuenta con menos restricciones, no está permitido desplazarse a otra región y queda vigente el toque de queda desde las 22:00 a las 05:00 h, mientras los bares y restaurantes seguirán cerrando a las 18:00 h.

Se permite que puedan viajar a otras regiones aquellos que tienen una segunda casa, lo que ha provocado fuertes críticas entre la opinión pública al considerarla una medida que favorece a aquellos que se pueden permitir una segunda vivienda. Sin embargo, aunque con aforo reducido, en las regiones “amarillas” se permite la apertura de museos y exposiciones de lunes a viernes, excepto festivos mientras que los cines, teatros, gimnasios y museos permanecen cerrados.

Francia

Francia acumula desde el inicio de la epidemia 3.4 millones de positivos y 80 mil 803 fallecidos, con una media de unos 19 mil 200 contagios y de unas 300 muertes en hospitales en los últimos días debido al coronavirus. La tasa de incidencia acumulada en siete días, de la que los últimos datos se remontan al 8 de febrero, se sitúa en 185,6 casos por cada 100 mil habitantes, y el nivel de positividad de los test realizados es del 6.2 por ciento.

El toque de queda aplicado para contener la difusión del virus está vigente de las seis de la tarde hasta las seis de la mañana, una medida con la que el gobierno confía en evitar un tercer confinamiento, tras los que tuvieron lugar de mediados de marzo a mediados de mayo de 2020 y de finales de octubre a mediados de diciembre.

España

La incidencia en España está en 540.4 casos de media por cada 100 mil habitantes en 14 días, cuando eran 900 hace dos semanas. Aún así, el número diario de muertos sigue muy alto (513 en 24 horas, según datos del jueves).

Aunque de manera dispar, las regiones aplican desde hace semanas medidas drásticas para reducir el contagio. Entre ellas, toques de queda de duración variable, confinamientos territoriales perimetrales, restricción de las relaciones familiares y sociales, y limitación de aforos y horarios (incluso cierre) de establecimientos culturales, deportivos y, sobre todo, comerciales y de hostelería. Ahora, con la tendencia a la baja, algunas regiones estudian o han decidido ya aliviar parcialmente esas restricciones, lo que genera debate y polémica por el riesgo de una nueva ola.

Grecia

Grecia sobrepasÓ los tres meses de confinamiento y, aunque superó la Navidad sin un aumento significativo de casos de COVID-19, apenas unas semanas después de reabrir los colegios, institutos y el comercio han tenido que cerrar en Atenas por el rebrote, especialmente duro en la región capitalina.

Tanto en Atica como en Salónica, la segunda ciudad más importante del país, hay toque de queda desde las nueve de la noche entre semana y desde las seis de la tarde los fines de semana, hasta las cinco de la mañana siguiente. Restaurantes, cultura y gimnasios permanecen cerrados desde el 7 de noviembre y, a pesar de las protestas de los empresarios, aún no se prevé su apertura. La incidencia acumulada por 100 mil habitantes en Grecia en los últimos catorce días ha sido de 111.58. Hasta ahora se registraron 168 mil 872 contagios y seis mil 56 muertos.

Suecia

Suecia, el país más castigado entre los nórdicos, suma 604.577 infectados y 12.370 muertos desde el inicio de la pandemia, con una incidencia de 388 casos en los últimos 14 días. Las autoridades suecas apostaron por una estrategia laxa con muchas recomendaciones y alguna prohibición, pero con la segunda ola han optado por más restricciones, como limitar a 8 el número de personas en reuniones públicas, aunque solo recomiendan el uso de mascarilla en horas puntas en transporte público.

Suecia no ha cerrado las escuelas ni la restauración -aunque ha fijado restricciones de horario y venta de alcohol- ni tampoco los gimnasios, aunque la mayoría de instituciones públicas y centros culturales permanecen cerrados.

Dinamarca

Al igual que en el resto de países nórdicos, tampoco ha habido confinamiento ni toque de queda en Dinamarca, que ha notificado 203 mil 365 infectados y dos mil 269 muertos, con una incidencia de 108.94 casos en las últimas dos semanas.

Dinamarca reabrió las escuelas hasta quinto grado esta semana, la primera restricción levantada de forma parcial desde que las autoridades decretaron el cierre casi total de la actividad económica y la vida pública a mediados de diciembre. Los restaurantes solo pueden abrir para vender comida a domicilio, mientras algunas tiendas están abiertas para recogida de compras por internet, situación que no se espera que varíe durante todo el mes de febrero.

Con información de EFE

coronaviruscovid-19europa
Menú de accesibilidad