Estrangulan a mujer embarazada en Chicago para robar a su bebé

Estrangulan a mujer embarazada en Chicago para robar a su bebé - mujer embarazada
Foto de Unsplash

En Chicago, una joven embarazada llegó con engaños, a través de un grupo de Facebook, a una casa donde la asesinaron con el objetivo de robar al bebé

Cuando dejó la escuela secundaria de jóvenes latinos el mes pasado, Marlen Ochoa-Uriostegui, de 19 años, tenía que hacer un recado rápido antes de recoger a su hijo de 3 años en la guardería en Chicago, Estados Unidos. Fue la última vez que la vieron con vida.

Con nueve meses de embarazo, la joven se dirigió a una casa en el lado sudoeste de Chicago donde una mujer que conoció a través de Facebook le estaba ofreciendo una carreola doble y quizás algo de ropa para bebés. Una vez al interior del inmueble, la policía dice que Ochoa-Uriostegui fue estrangulada y que su bebé fue cortado de su vientre.

El recién nacido tuvo problemas para respirar, por lo que la mujer que había atraído a Ochoa-Uriostegui a la casa hizo una llamada frenética al 911 diciendo que el bebé estaba “pálido y azul”. 

El bebé fue llevado de urgencia a un hospital, donde la familia de Ochoa-Uriostegui dice que el niño tiene muerte cerebral, pero que todavía está conectado a un soporte vital.

El cuerpo de Ochoa-Uriostegui fue arrojado atrás de la casa en el bloque 4100 de West 77th Place , donde fue descubierto el miércoles temprano, casi cuatro semanas después, luego de que los residentes de la casa fueron detenidos, informó la policía.

Mientras la policía interrogaba a los sospechosos el miércoles por la noche, el esposo  de Ochoa-Uriostegui, de 20 años de edad, se encontraba frente a la oficina del médico forense del condado de Cook y exigía justicia para su joven esposa.

“¿Por qué esta gente, por qué esta gente mala hizo esto? Ella no les hizo nada”, dijo Yovani López, estirando su brazo hacia atrás, hacia la morgue. “Ella es una buena persona”.

“Vamos a tener justicia con los responsables”, agregó. “Vamos a ir duro tras ellos. No los dejaremos ir”.

La policía dice que están interrogando a cuatro personas, incluida una mujer de 46 años que se comunicó con Ochoa-Uriostegui a través de un grupo de Facebook para madres.

“Creemos que todos ellos desempeñaron algún papel en este acto de violencia indescriptible”, dijo el portavoz de la policía Anthony Guglielmi.

Con información de Chicago Tribune

asesinatochicagoembarazada