Desarticulan en España red de narcotráfico vinculada al Cártel de los Beltrán Leyva
que una empresa exportadora era utilizada por el Cártel de los Beltrán Leyva para la introducción de grandes cantidades de droga al continente europeo. Foto de Policía Nacional

La Policía Nacional de España desarticuló una red de narcotráfico con sede en el país y Países Bajos, que está vinculada al Cártel de los Beltrán Leyva.

La Operación Éboli-Bacterio se llevó a cabo en Barcelona, Tarragona, Talavera de la Reina y Valencia, además de en Países Bajos y Turquía, tras una investigación de más de tres años.

Concluyó con la detención de 16 personas y el desmantelamiento de la principal vía de introducción, a través del Puerto de Barcelona, de cocaína y metanfetamina a Europa.

Se decomisaron 2 mil 549 kilogramos de metanfetamina, mil 370 kilos de cocaína y 17 mil litros de productos químicos para la producción de estupefacientes.

Los responsables de la red de narcotráfico creaban espacios ocultos dentro de bloques de hormigón térmico celular para llenarlos con droga y así ingresarlos a Europa, método por el cual no se detectaba la sustancia en los controles portuarios.

Gracias a la cooperación internacional se estableció que una empresa exportadora era utilizada por el Cártel de los Beltrán Leyva para la introducción de grandes cantidades de droga al continente europeo.

La compañía aprovechaba la infraestructura de sus operaciones de comercio internacional, provenientes de Sudamérica y Centroamérica, para copar el mercado europeo de sustancias estupefacientes.

Las pesquisas sugerían que los carteles mexicanos estaban tratando de “romper” o “inundar” el mercado europeo de la sustancia conocida como crystal meth o metanfetamina que elaboraban en las zonas selváticas de México.

En 2019 la Policía de Países Bajos intervino un almacén en Róterdam con 2 mil 537 kilogramos de metanfetamina pura o crystal meth. Conforme avanzó la investigación se halló en la localidad de Utrecht un almacén con 17 mil litros de precursores químicos.

Las sustancias provenían de una empresa con sede en España y encargada de introducir la droga por encargo del cártel mexicano.

Las operaciones eran coordinadas por un hombre con nacionalidad española y mexicana que vivía en España y era el principal responsable del Cártel de los Beltrán Leyva.

Una vez que se agruparon todos los indicios con el apoyo de la Fiscalía Especial Antidroga de la Audiencia Nacional, se desarrolló una investigación pormenorizada sobre la empresa importadora y sus movimientos en España para, de forma coordinada con las autoridades neerlandesas, se lograra realizar una acción conjunta que permitiera la identificación de todos los actores implicados en esta operativa de narcotráfico internacional y su completa desarticulación.

Con información de López-Dóriga Digital